ESPIRITUALIDAD: GRABAR LA IMAGEN DE JESUS EN NUESTRO ESPÍRITU

En la reflexión de ayer acerca de cómo acercarnos más a Jesús Crucificado, Eugenio nos dio este método:

Semejanza del pintor que copia un modelo. Lo coloca en el lugar más luminoso, lo mira atentamente, se concentra en él, trata de grabar su imagen en el espíritu, traza luego en el papel o en la tela algunos rasgos que confronta con el original, los corrige si no son del todo conformes, y si lo son, continúa…

Libro de ejercicios no publicado, de los Archivos de la Casa General OMI, Roma

Todas las acciones del “artista” fueron las que Eugenio utilizaría por el resto de su vida en su viaje espiritual. Colocaba al modelo donde pudiera verlo mejor, estudiarlo, concentrarse en él y grabar su imagen en su espíritu. ¿Cómo? Hacía su programa diario, iniciando en la mañana:

Una vez vestido por completo, iré a mi oratorio para el santo ejercicio de la oración, comenzando con la oración vocal…
Convencido de que un sacerdote solo puede santificarse por la oración y que de ella depende el fruto de mi ministerio, emplearé diariamente al menos una hora en ese santo ejercicio.
Si no fuera posible hacerla completa por la mañana, la supliré fielmente durante el día…
Cuidaré de rezar el rosario todos los días, tomando para ello el tiempo que empleo yendo de un sitio a otro por la calle; empezaré por la mañana al volver de la iglesia después de misa.
…De vuelta a casa… leeré la Sagrada Escritura durante media hora.

Regla de vida para su regreso a Aix, 1812, EO XV n 107

Veinticinco años después, muestra que este programa básico sigue siendo una parte integral de su vida, al ser nombrado Obispo de Marsella (cf. EO XV n 186). La única diferencia es que ahora pasaba una hora al día en la lectura de la Biblia – como recurso para sustentar su vida personal y para su ministerio.

Si deseamos dar a Jesucristo un lugar central en nuestra espiritualidad, debemos también, de acuerdo a la circunstancia particular, dedicar algo de tiempo cada día para la oración personal y la lectura de las Escrituras. No es la extensión de tiempo lo que importa, sino habituarse cada día a ser un “artista” que se enfoca en Jesús el Salvador, “mirándolo atentamente, concentrado en Él, tratando de grabar Su imagen en nuestro espíritu”.

SPANISH

“La espiritualidad es un proceso de ser conformado a la imagen de Cristo, por el bien de los demás.”    M. Robert Mulholland

Deja un comentario

LA ESPIRITUALIDAD ES COMO UN ARTISTA QUE COPIA AL MODELO

La espiritualidad de Eugenio siempre estuvo enfocada en Jesús el Salvador – una visión que buscó reproducir en su vida diaria. Utilizando la imagen del pintor, escribió siendo seminarista:

Se conformar a Jesucristo
Semejanza del pintor que copia un modelo.
Lo coloca en el lugar más luminoso,
lo mira atentamente,
se concentra en él,
trata de grabar su imagen en el espíritu,
traza luego en el papel o en la tela algunos rasgos que confronta con el original,
los corrige si no son del todo conformes, y si lo son, continúa.

Libro de ejercicios no publicado, de los Archivos
de la Casa General OMI, Roma

Eugenio no busca transformarse en una reproducción fotográfica de Jesús el Salvador. Es imposible e irreal. Como un artista, la espiritualidad de Eugenio consiste en enfocarse intensamente en el modelo, y después permitir que el modelo se exprese a través de la experiencia de la visión del artista y la comprensión de la persona humana y del mundo en el que vive. Diferentes artistas, como los pintores icónicos o Miguel Ángel o Picasso o escultores o poetas o actores o directores de cine estudian el mismo modelo, mostrándolo en un punto de vista personalizado. Cada uno de ellos nos enseña y enriquece.

Al explorar la espiritualidad Mazenodiana, me gustaría utilizar esta imagen para reflexionar en cómo Eugenio era un artista espiritual, y cómo reflexionaba en su modelo, Jesús Crucificado.

¿Cuál es la imagen o modelo en tu expresión y crecimiento espiritual personal?

SPANISH

“La espiritualidad Cristiana específica, entonces, es una centrada en la experiencia de Dios como salvador a través de Jesús… En todas las situaciones, nuestro instinto es ´fijar la mirada en Jesús´ (Hebreos 12:2). De principio a fin, la forma de la espiritualidad es la imitación de Cristo.”   Luke Timothy Johnson

Deja un comentario

LA ESPIRITUALIDAD COMO UN ENCUENTRO CONTINUO CON JESUCRISTO, QUE LLEVA AL ENCUENTRO CON LOS DEMÁS

La base de toda la espiritualidad cristiana es la relación con Jesucristo. No hay duda de ello en la vida de Eugenio, en su apasionado compromiso:

Dios mío, ya está decidido, en adelante y para toda mi vida,  solo a ti dirigiré todo mi afecto y todas mis acciones. Complacerte, actuar por tu gloria será mi ocupación diaria, la ocupación de todos los instantes de mi vida. Solo quiero vivir para ello, solo quiero amarte a ti y a todo lo demás en ti y a través de ti. Desprecio las riquezas, pisoteo los honores, eres todo para mí, ocupas el lugar de todo, Dios mío, mi amor y mi todo. “Deus meus et omnia“.

Notas del retiro en preparación para la ordenación sacerdotal,
Diciembre 1-21, E.O. XIV n.95

El objetivo de Eugenio era vivir todos los aspectos de su existencia como una expresión de su ideal “vivir solo por Dios” a través del compromiso de sus votos, que llamó “oblación.” Lo expresó como un estilo de vida al servicio de los demás, como Oblato.

Fernand Jette, uno de los Superiores Generales Oblatos anteriores, describe esta relación en una forma hermosa:

La adhesión a Jesús fue un rasgo distintivo a lo largo de la vida de Eugenio. Fue una experiencia de encuentro con una persona, la persona de Jesucristo, y vivir la relación establecida entre los dos de forma constante. Esta amistad se muestra a través de los eventos y crece a través de las penas y las alegrías de la vida”   “Jesucristo” en el Diccionario de Valores Oblatos

SPANISH

“La espiritualidad es comprendida como la forma de vida de un pueblo, un movimiento del Espíritu de Dios, como  el conocimiento de la identidad de uno como cristiano en todas las circunstancias de la vida.”   Plan Pastoral Nacional para el Ministerio Hispano – USCCB

Deja un comentario

ORAISON: COMUNIÓN CON TODOS LOS SERES QUERIDOS EN LA AMOROSA PRESENCIA DE JESÚS

De peregrinaje en Loreto, vemos en práctica el otro estilo de oración central de Eugenio. A lo largo de su vida, siempre trató de estar consciente de la presencia de Dios en su corazón en todo lo que hacía – así como también llevaba en el corazón a todos sus seres queridos: su familia Oblata y su familia de sangre.

Esta mañana tuve la dicha de ofrecer el santo sacrificio en la venerada casa donde estuvo el Hijo de Dios…lo ofrecí por la familia, extendiendo mi intención a los que son dignos de formar parte de ella …

Un momento importante para Eugenio cada tarde es lo que conocemos como oraison,   momento de comunión con todos los que estaban cercanos a él, en la presencia Eucarística de Jesús. (cf. http://www.eugenedemazenod.net/esp/?p=795  y otras entradas en el portal, al entrar y buscar “oraison”)

Todos nuestros amigos no se extrañarán de que me haya ocupado de ellos en la capilla ayer, rezando una breve oración por cada uno de ellos en particular. No salí hasta que el cansancio me obligó.
La piedad de los fieles que vienen a la capilla y no salen de allí sin haber besado varias veces los muros con una efusión de afecto muy conmovedora, inspira ternura y lleva a uno a compartir sus sentimientos

Carta a Henri Tempier, Mayo 7, 1826, EO VII núm. 239

 

“La poesía es Eucarística para mí. Tomas en tu cuerpo el sufrimiento de alguien, su pasión llega a tu cuerpo y al hacerlo, conversas, tomas comunión y formas una comunidad con los demás.”   Mary Karr

Deja un comentario

JESÚS, QUE VIVES EN MARÍA, VEN Y VIVE EN MÍ

Respecto a la formación espiritual de Eugenio, Lubowicki escribe:

Juan Santiago Olier, fundador del seminario, ha elaborado una espiritualidad en la que ponía de relieve que el sacerdote es alter Christus, y por tanto alguien que sigue a Cristo en todo, incluso en su relación con María. Uno de los principales motivos que llevó al Sr. Olier a la devoción mariana fue «el deseo de entrar en los sentimientos de Nuestro Señor para con su santa Madre». Por eso los sulpicianos procuraban que cada uno de los sacerdotes formados por ellos pudiera decir: «No vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí» (Ga 2, 20). María era presentada como el modelo de esa actitud, puesto que Cristo habitó en ella en el sentido más pleno de la palabra. En la espiritualidad del seminario, «honrar a María» significaba, pues, contemplar en ella la vida de Jesús y tratar de que Jesús habitara en nosotros como habitaba en María. La mejor expresión de esta espiritualidad mariana cristocéntrica parece darse en la oración O Jesu, vivens in Maria, que se rezaba después de la meditación. Se puede decir que las ideas que contiene constituyen la esencia de la espiritualidad mariana sulpiciana, en la cual fue formado Eugenio.

Casimir Lubowicki, “María” en el Diccionario de valores oblatos, http://www.omiworld.org/dictionary.asp?v=11&vol=1&let=M

Eugenio quiso que los Oblatos dijeran esta oración todos los días, convirtiéndose en una parte de nuestra tradición espiritual:

Oh Jesús, que vives en María:
ven a vivir en nosotros, tus siervos,
con tu Espíritu de santidad,
con la plenitud de tus dones,
con la perfección de tus caminos,
con la realidad de tus virtudes,
con la comunión de tus misterios.
Domina en nosotros sobre todo poder enemigo,
por tu Espíritu Santo, para gloria del Padre. Amén.

Deja un comentario

ESCUCHA A TU COMUNIDAD OBLATA

Después de animar a Jourdan en su sufrimiento y de invitarle a poner su confianza en Dios, Eugenio ahora recurre a otros dos enfoques para ayudarle. El primero está ligado a la autoridad del superior de una comunidad de religiosos.

Querido amigo, crea en mi experiencia. Conozco ese género de pruebas, no os paréis en ellas. Acuérdese que Ntro. Señor quiere que sus hijos se conduzcan por el camino de la autoridad y de la obediencia; es así como manifiesta su muy santa voluntad: “Qui vos audit me audit” [ed. Lucas 10, 16: “El que os escucha a vosotros, me escucha a mí]
Ahora bien os declaro en nombre de Dios que estáis en su amistad…

En segundo lugar se refiere a la opinión de la comunidad con respecto a él, a la que debe prestar mucha atención.

….Confíe sobre eso en la decisión que os será dada por nuestros queridos hermanos que os aman tanto y a quienes aflijís como a mí con vuestras obstinaciones que ponéis en no hacer caso de su decisión sobre los estados, por los cuales Dios se complace en haceros pasar.
Animo mi buen amigo. Muy grandes santos han sido probados como Vd., pero han sido grandes santos a pesar de esos estados, porque no dejaban de obedecer; ánimo una vez más, mi querido amigo, rezamos todos por Vd. la frente en el suelo, para que aguantéis esa dura prueba como valiente soldado de Jesucristo. Ese amable Maestro, nuestro modelo, no ha caído en la de- separación en el Huerto de los Olivos; ¿qué angustia sin embargo la suya? Agárrese a él y no tema nada, beba de la copa de sus amarguras, ya que se digna haceros participar de su pasión, pero no dudéis de que os embriague pronto con sus dulces delicias. Para eso hay que mantenerse en paz y obedecer.

Carta a Jacques Antoine Jourdan, 30 Marzo 1823, EO VI n 99

 

“Cuando la vida se desploma, no necesitas razones – necesitas comodidad. No necesitas respuestas – necesitas a alguien. Y Jesús no viene a nosotros con una explicación – Él viene a nosotros con Su presencia.”    Bob Benson

Deja un comentario

UNA ESPIRITUALIDAD COLECTIVA DE COMUNIÓN

El año de 1822 encontró a los Misioneros de Provenza comprometidos por completo con la evangelización en Aix, Notre Dame du Laus, Marsella y la predicación de varias largas misiones parroquiales. Eugenio, como padre de esta familia misionera, disfrutaba de sus logros y veía la bondad de cada uno en beneficio de todos.

Me alabaré en mis hermanos, en mis hijos, porque a defecto de virtudes que me sean propias y personales, estoy orgulloso de sus obras y de su santidad.

Carta a Hippolyte Courtès, 3 de marzo de 1822, EO VI n. 80

 

”Escuchamos en la historia de la espiritualidad cristiana, “Cristo está en mí; habita dentro de mí,” que es la perspectiva de la espiritualidad individual, de la vida en Cristo, o escuchamos, “Cristo está presente en nuestros hermanos y hermanas,” que es la perspectiva de la caridad, de las obras de caridad. Pero falta el siguiente paso decisivo, esto es, descubrir que si Cristo se encuentra en mí, al igual que en otra persona, entonces el Cristo en mí ama al Cristo en ti y viceversa… se trata de dar y recibir.”      Jesús Castellano OCD

Deja un comentario

¿CÓMO DE CONVENCIDO ESTÁS DE QUE DIOS ESTÁ VIVO?

Un amigo de la infancia de Eugenio, Felix d’Albertas, le expresó sus dificultades en cuanto a la calidad de su fe. Eugenio le respondió:

Mi querido Félix: Una frase de su penúltima carta me ha causado mucha pena. No puedo soportar la idea de que usted no sea perfectamente feliz y querría hacer todo lo posible por disipar sus penas y sus perplejidades.…

Eugenio le escribió para animarlo y le dio algunas directrices para tranquilizarlo:

Usted quiere sinceramente lograr su salvación;
trata de tomar rectamente los medios que le parecen más aptos para lograrla;
no cuenta con sus propias fuerzas, sino que pone su confianza en Dios
a quien ama como a un padre bondadoso;
¿cómo, después de eso, estar angustiado?
En cierto modo, es injuriar la gracia de Jesucristo que le ha prevenido tan amorosamente…
Animo, mi querido amigo; siga sirviendo a Dios con amor y agradecimiento; este camino es el más corto, va derecho a la meta.

Al conde Felix d’Albertas, el 14 de septiembre 1820, E.O. XV n. 153

Me invita a reflexionar sobre el lugar de Dios en mi vida: ¿quiero sinceramente que Dios viva en mí? ¿estoy cooperando conscientemente con Dios? ¿Confío en que la gracia de Dios me traerá serenidad y con ella lo conseguiré? En mi relación con los demás, ¿cómo de convincente soy de que Dios está vivo en mi vida?

 

“¿Cómo convences al mundo de que Dios está vivo? Por Su vitalidad en tu vida, por Su obra de crear realidad en tu experiencia.”       Howard G. Hendricks

Deja un comentario

PARA EL OBLATO, TODA LA DEVOCIÓN MARIANA SE CENTRA EN CRISTO

Los peregrinos llegaban de las aldeas a Laus a expresar su devoción por María, y los Misioneros les ayudaban a enfocarse con María, en Jesucristo.

Y dondequiera que los lleve su ministerio, tratan de promover una devoción auténtica a la Virgen Inmaculada, que prefigura la victoria definitiva de Dios sobre el mal.

CC&RR Constitución 10

Eugenio describe una expresión real de ello en su carta a Adolphe Tavernier:

Me detengo en la imposibilidad de seguir; mi mano tiembla hasta el punto de no poder sostener la pluma; no te sorprenda ese fenómeno, conozco el motivo. Los nervios del brazo están cansados de un ejercicio penoso que he tenido que hacer durante dos horas. Todos los fieles que acuden aquí no se irían satisfechos si no besan la reliquia de la verdadera cruz y el relicario es muy pesado. En resumen, no puedo continuar más y prefiero mandarte estos garabatos para que no creas que he descuidado escribirte.

Carta a Adolphe Tavernier, Julio 2, 1820, EO XIII n. 30

Este sencillo gesto de los peregrinos en un santuario Mariano hacia el relicario que rememoraba la Cruz de Jesús, muestra el espíritu de los Misioneros: CON María al Salvador, porque siempre “la cruz de Jesús ocupa el centro de nuestra misión” (CC&RR Constitución 4)

Intensificaremos nuestra intimidad con Cristo en unión con María Inmaculada, fiel servidora del Señor, y bajo la guía del Espíritu. (CC&RR Constitución 36)

 

“María es el camino seguro a nuestro encuentro con Cristo. La devoción a la Madre del Señor, cuando es genuina, es siempre el ímpetu de una vida guiada por el espíritu y los valores del Evangelio. ”        Beato Papa Juan Pablo II

Deja un comentario

IDENTIDAD DE LA FAMILIA MAZENODIANA: TENER LA MISMA ACTITUD QUE JESÚS

Continuando la presentación de la vocación del Misionero, Eugenio reflexionaba sobre cómo mantener el espíritu del modelo apostólico en la vida diaria:

Lo que hemos encontrado de más apto para ayudarnos a lograrla, es el de acercarnos lo más posible a los consejos evangélicos, observados fielmente por todos aquellos que han sido empleados por Jesucristo en la gran obra de la redención de las almas.
Es lo que nos ha determinado a despreciar los honores y a aborrecer las riquezas que son la piedra de escándalo de gran número de sacerdotes que hacen con ello su ministerio infructuoso y ponen en peligro su salvación.

Carta a M. Viguier, el 6 de enero , 1819, E.O. VI n. 38

Los “consejos evangélicos” y las actitudes del estilo de vida de Jesús que encontramos en el Evangelio; el compromiso total de Jesús a su misión salvadora, se expresa a través de su vida de castidad, pobreza y obediencia. Sus apóstoles vivieron en este espíritu, así los Misioneros se comprometieron a ello al tomar los votos, expresando los consejos evangélicos en otras palabras.

La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de*siervo y haciéndose semejante a los seres*humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!        Filipenses 2:4-8

 

“Pues sólo como nosotros mismos, como adultos, nos movemos en la realidad y tenemos nuestro ser en el estado de amor, podemos ser modelos apropiados y guías para nuestros hijos. Quienes somos es una enseñanza mayor para el niño que nuestras palabras, por lo que debemos ser lo que deseemos que nuestros hijos sean.”        Joseph Chilton Pearce

Deja un comentario