LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: HACIA UNA NUEVA VIDA A TRAVÉS DE LA CRUZ

La cruz de Jesús ocupa el centro de nuestra misión. Como el Apóstol Pablo, predicamos «a Jesucristo, y éste crucificado» (1 Cor 2, 2). Si llevamos «en el cuerpo la muerte de Jesús», es con la esperanza «de que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo» (2 Cor 4, 10). A través de la mirada del Salvador crucificado vemos el mundo rescatado por su sangre, con el deseo de que los hombres en quienes continúa su pasión conozcan también la fuerza de su resurrección (cf. Fil 3, 10).

CC&RR, Constitución 4

Para el joven Eugenio, su encuentro con la Cruz fue un peldaño hacia la nueva vida – hacia la resurrección. Algunos de nosotros fuimos criados para mantener nuestra mirada al pie de la Cruz, reflexionando en nuestro infortunio y en cuánto sufrió Jesús por nosotros. Es verdad que nunca podremos meditar lo suficiente sobre el precio que Jesús tuvo que pagar para rescatarnos de nuestra  desdicha. Sin embargo lo hizo, murió para rescatarnos de nuestra adversidad y llevarnos a la plenitud de vida en la resurrección. “Si llevamos “en el cuerpo la muerte de Jesús”, es con la esperanza “de que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo”.

La conversión de Eugenio sucedió al darse cuenta de que su actitud y comportamiento en el pasado lo llevaba a la muerte, al pecado mortal. Se realizó el cambio en él al abrir los ojos y reconocer que llevaba la muerte de Jesús en su vida. Tuvo un cambio radical, y al aceptar su nueva vida, fue “con la esperanza de que también la vida de Jesús” se manifestara en su cuerpo. Mantener los efectos de esta nueva vida requiere un esfuerzo constante, de lo contrario, estamos en peligro de la “gracia ordinaria” que hizo famosa Bonhoeffer.

omi rule

“La gracia ordinaria es la gracia que nos concedemos nosotros mismos. La gracia ordinaria es predicar el perdón sin necesitar del arrepentimiento, el bautismo sin la disciplina de la iglesia, la Comunión sin confesión…La gracia ordinaria es la gracia sin discipulado, la gracia sin la cruz, la gracia sin Jesucristo vivo y encarnado”.   Dietrich Bonhoeffer

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: LA CRUZ DE JESUCRISTO Y SUS CO-OPERADORES

La cruz de Jesús ocupa el centro de nuestra misión.

CC&RR, Constitución 4

¿Hay algún fin más sublime que el de su Instituto?
Han sido llamados a ser los cooperadores del Salvador, los corredentores del género humano.

Regla de 1818, Primera Parte, Capítulo Uno. Fines del Instituto, §3..
Missions, 78 (1951) pág. 15

A lo largo de los meses, hemos vuelto constantemente a la Constitución 4 de nuestra Regla de Vida, que es fundamental.  Se trata del pivote de la existencia del carisma, de la espiritualidad, de la vocación y de la misión Mazenodiana. La “búsqueda de la felicidad” de Eugenio se hizo una al mirar la Cruz. El resto de su larga y azarosa vida dependió de mirar la cruz y trabajar para llevar a todos a su misma visión de salvación.

Para Eugenio, y para todos los que aceptan su visión, la Cruz es el signo y vehículo de salvación. Quienquiera que lo acepte, acepta automáticamente al Salvador y la salvación que ofrece. La llevamos con orgullo y nos motiva a transformarnos en este signo y medio de salvación para los demás.

Cada vez que la veo, me recuerda de la estatua de Jesús, cuyos brazos fueron destruidos en la guerra y nunca reemplazados, con una placa con el mensaje: “Tus brazos son los únicos que tengo”.

omi rule

“Cristo  no tiene cuerpo, sino el tuyo,
Ni manos ni pies en la tierra, sino los tuyos,
Son tus ojos con los que mira con compasión al mundo,
Tuyos son los pies con los que camina a hacer el bien,
Tuyas son las manos con las que bendice a todo el mundo…”    Teresa de Ávila

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: LOS BRAZOS DE JESÚS SALVADOR QUE NOS DAN LA BIENVENIDA

Continuamos explorando cómo expresamos actualmente la visión de fundación de Eugenio en nuestra Regla de Vida. Las “Constituciones y Reglas” (CC&RR) son la forma en la que la visión  y espiritualidad de San Eugenio, como se vivieron y desarrollaron a través de 200 años, buscan dar respuesta a las necesidades del mundo actual. Nuestra 4ª Constitución proclama:

La cruz de Jesús ocupa el centro de nuestra misión. Como el Apóstol Pablo, predicamos «a Jesucristo, y éste crucificado» (1 Cor 2, 2). Si llevamos «en el cuerpo la muerte de Jesús», es con la esperanza «de que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo» (2 Cor 4, 10). A través de la mirada del Salvador crucificado vemos el mundo rescatado por su sangre, con el deseo de que los hombres en quienes continúa su pasión conozcan también la fuerza de su resurrección (cf. Fil 3, 10).

CC&RR, Constitución 4

Escribo esto algunas horas después de haber terminado la predicación de una novena en nuestro santuario en Nueva Orleans.  Al entrar a la iglesia, se aprecia una gran Cruz Oblata en el muro. La reflexión diaria giró en torno  a los brazos abiertos del Salvador – que fueron también el eje a lo largo de la vida de Eugenio, después de haber sentido su abrazo un Viernes Santo.

Esta iglesia fue la capilla mortuoria de las víctimas de fiebre amarilla en los 1800. A principios de los 1900, los Oblatos fueron invitados a aceptar esta parroquia en un área en la que muy pocos sacerdotes querían trabajar. Por casi un siglo hemos sido en forma especial, los brazos abiertos del Salvador para la gente que ha estado en la periferia. “Hemos” se refiere a todos los feligreses cuya preocupación por los indigentes y dolientes ha sido proverbial, comenzando con la calidez de la bienvenida que todos reciben al entrar a la iglesia – además del jazz y blues en el tono musical de cada Misa.

¡Actualmente este Centro Oblato de Misión y todos los que están asociados con él, siguen  proclamando en palabra y acción que la Cruz de Jesucristo  ocupa en verdad el centro de nuestra misión!

DeMazenod_200th_banner Spanish

“¿No debemos insertar en nuestras consciencias que el único objeto de nuestra conversión no fue la salvación de nuestras propias almas, sino que pudiéramos convertirnos en  compañeros de nuestro Señor y Amo, en la conversión del mundo?”   Lottie Moon

Posted in Uncategorized | 1 Comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: LA COPIA INVARIABLE PARA LA VIDA APOSTÓLICA MISIONERA

La comunidad de los Apóstoles con Jesús es el modelo de su vida. El reunió en torno suyo a los Doce para que fueran sus compañeros y sus enviados (cf. Mc 3, 14).                                                                                                              CC&RR, Constitución 3

Desde el primer momento en que Eugenio propuso su visión Misionera hace doscientos años, el modelo fundamental o copia a seguir, nunca habría de cambiar. Su existencia misionera se basó por completo en la de Jesús y los apóstoles. El  patrón de la relación de cada uno con Jesús, sus interrelaciones, sus metas misioneras y métodos, debían ser los de Jesús y sus discípulos, como se describe en los Evangelios y en los Hechos de los Apóstoles.

El misionero siendo llamado propiamente al ministerio apostólico, debe intentar la perfección. El Señor lo ha destinado a renovar entre sus contemporáneos las maravillas antaño realizadas por los primeros predicadores del Evangelio

Debe pues seguir sus huellas, firmemente convencido de que los milagros que debe hacer no son un efecto de su elocuencia, sino de la gracia del Todopoderoso, que se comunicará por él con tanto mayor abundancia cuanto sea más virtuoso, más humilde, más santo, para decirlo todo en una palabra.

Carta a M. Viguier, Enero 6, 1819, EO VI núm. 38

El modelo permanece sin cambios hasta el día de hoy.

Apostles

“Nuestras actividades son verdaderamente apostólicas, solo en tanto permitamos a Cristo trabajar en nosotros, y a través de nosotros, con su poder, con su deseo, con su amor”. Madre Teresa

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: LA COMUNIDAD COMO RESULTADO DEL COMPROMISO Y LAS PRUEBAS

La comunidad de los Apóstoles con Jesús es el modelo de su vida. El reunió en torno suyo a los Doce para que fueran sus compañeros y sus enviados (cf. Mc 3, 14). El llamamiento y la presencia del Señor en medio de los Oblatos hoy los unen en la caridad y la obediencia, haciéndoles revivir la unidad de los Apóstoles con Él, y la común misión de su Espíritu.

CC&RR, Constitución 3

En el llamado a estar juntos, según la visión de San Eugenio, la comunidad no es un fin en sí misma. Nos reunimos para dar respuesta al llamado de llevar la salvación a los más  abandonados.

Las palabras de Parker Palmer, escritas dentro del contexto de las dificultades en particular de los EUA en 1980, continúan dándonos algo en que pensar el día de hoy:

“La comunidad es otra de esas cosas extrañas que nos elude si ésta es nuestro objetivo directo. En vez de ello, la comunidad llega como resultado del compromiso y las dificultades. Llega cuando tratamos de reparar algún error, de curar alguna herida, para servir en algo al descubrirnos mutuamente como aliados en las bajas de la vida. No es accidental que el sentido más impresionante de la comunidad se encuentre entre la gente de tan alegre esfuerzo: entre negros, entre mujeres, entre todos los que han dicho no a la tiranía, con el sí de sus vidas”. (“La Promesa de la Paradoja”).

crest

Si esto es tan poderosamente cierto en los grandes ideales humanitarios, ¡cuánto más poderosa es una comunidad apostólica intencional que se reúne en torno al Salvador para unírsele en Su “no a la tiranía con el sí de nuestras vidas!”. Esta es la visión de Eugenio de Mazenod, vigente hasta hoy.

Posted in Uncategorized | 1 Comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: LOS CONFINES DEL ENCUENTRO PERSONAL

La comunidad de los Apóstoles con Jesús es el modelo de su vida. El reunió en torno suyo a los Doce para que fueran sus compañeros y sus enviados (cf. Mc 3, 14). El llamamiento y la presencia del Señor en medio de los Oblatos hoy los unen en la caridad y la obediencia, haciéndoles revivir la unidad de los Apóstoles con Él, y la común misión de su Espíritu.

CC&RR, Constitución 3

Este es el modelo para nuestras comunidades apostólicas Oblatas, y el ideal de nuestra Familia Mazenodiana. La comunidad existe para ayudar a centrarnos juntos en la presencia del Salvador, que nos invita a permanecer con Él y a compartir esta experiencia con los demás. Nuestra Regla de Vida lo expresa bellamente:

Los Oblatos realizan la unidad de su vida sólo en Jesucristo y por Él. Están comprometidos en tareas apostólicas muy variadas y, al mismo tiempo, cada acto de su vida es ocasión de un encuentro con Cristo que por ellos se da a los otros, y por los otros, a ellos.

CC&RR, Constitución 31.

Nos necesitamos uno al otro para lograrlo.

Apostles

“Deseo alejar el enfoque de mí misma y ponerlo en Dios. Es como fijar la brújula espiritual sin importar qué camino tome durante el día ni lo que surja, después mis pensamientos vuelven a Él”.   Anne Graham Lotz

Posted in Uncategorized | Leave a comment

MAYO 21, 1861 – CONMEMORACIÓN DEL FALLECIMIENTO DE NUESTRO FUNDADOR

El día anterior a su muerte, Eugenio encomienda lo siguiente a su familia Oblata:

Aseguradles que muero feliz… que muero feliz porque Dios ha sido muy bueno conmigo por elegirme para fundar la Congregación de los Oblatos en la Iglesia.

Y como el último deseo de su corazón:

Practicad entre vosotros la caridad… la caridad… la caridad… y fuera, el celo por la salvación de las almas.

Joseph Fabre (sucesor de Eugenio como Superior General), Circular de 1861

1

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: CONOCER Y COMPARTIR LA ALEGRÍA DE DIOS

El eje central de la vida de Eugenio fue su apasionada relación con Jesús Salvador, al haber sentido Su presencia liberadora un Viernes Santo, y que permaneció con él toda su vida. Constantemente su visión se fijaba “a través de los ojos de su Salvador Crucificado”, invitándolo a una perenne presencia de Resurrección. Es la visión que nos legó al reunirnos como comunidad misionera hace 200 años.

La comunidad de los Apóstoles con Jesús es el modelo de su vida. El reunió en torno suyo a los Doce para que fueran sus compañeros y sus enviados (cf. Mc 3, 14). El llamamiento y la presencia del Señor en medio de los Oblatos hoy los unen en la caridad y la obediencia, haciéndoles revivir la unidad de los Apóstoles con Él, y la común misión de su Espíritu.

CC&RR, Constitución 3

La visión de fundación puede ser resumida como acompañar al Salvador Crucificado y Resucitado, invitando a los demás a compartir la experiencia. “Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos“. (Mateo 18:20). Se trata de una experiencia comunitaria de la presencia del Salvador, como cristianos bautizados, como familia, como miembros de un grupo de asociados, como Oblatos profesos.

Nuestra visión de fundación es reunirnos para estar CON Jesús como Sus COMPAÑEROS, y mantenerlo PRESENTE entre nosotros, al celebrar e invitar otros a la misma unidad con Él. Esto es de lo que se trata una comunidad apostólica MISIONERA.

Apostles

“Las personas que han conocido la alegría de Dios señalan unos a otros relámpagos de luz aquí y allá, y se recuerdan mutuamente que revelan la oculta pero real Presencia de Dios. Descubren que existe gente que cura mutuamente sus heridas, perdonan mutuamente las ofensas, comparten sus pertenencias, alientan el espíritu de comunidad, celebran los dones que han recibido, y viven en constante anticipación la completa manifestación de la Gloria de Dios”.   Henri Nouwen

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: UNIDOS POR UN SENTIDO DE ASOMBRO ANTE SU LLAMADO Y PRESENCIA

En las clases de catecismo cuando era niño, antes de que el Concilio Vaticano entrara en vigor, la Hermana M. nos repetía insistentemente que el llamado de los discípulos se trataba por completo acerca de la vocación para ser “sacerdote, hermano o hermana religiosa” y que lo mejor que nos podía suceder era recibir dicha “vocación”. ¡Estaba tan emocionado de soñar que tal vez habría recibido una vocación tan privilegiada! El Concilio Vaticano pronto destruyó mis ilusiones privilegiadas, al señalar que todos los bautizados en realidad tenían vocación a la santidad, y que no había discípulos de primera y segunda clase.

La Hermana M. estaba totalmente equivocada, pues el modelo de  Jesús  y los discípulos es el modelo de cómo funciona la Iglesia, la parroquia local, la familia y cualquier grupo intencional que se reúna para vivir de forma apostólica cualquier situación. ¡Qué don!

La comunidad de los Apóstoles con Jesús es el modelo de su vida. El reunió en torno suyo a los Doce para que fueran sus compañeros y sus enviados (cf. Mc 3, 14). El llamamiento y la presencia del Señor en medio de los Oblatos hoy los unen en la caridad y la obediencia, haciéndoles revivir la unidad de los Apóstoles con Él, y la común misión de su Espíritu.

CC&RR, Constitución 3

La visión de San Eugenio nos reúne para vivir de forma intencional este modelo. A través de la mirada de nuestro Salvador crucificado, somos llamados a reunirnos en torno a Su llamado y presencia. Somos formados por nuestra oración y a través de la gente y eventos de nuestra vida cotidiana. Nuestro amoroso Salvador nos invita a ser sus compañeros y mensajeros. Esta es nuestra vocación Mazenodiana, que hacemos propia como Oblatos, como asociados, como co-operadores, como benefactores – al expresar la belleza de nuestro llamado bautismal básico, de ser compañeros y mensajeros.

Apostles

“En ocasiones nos perciben como personas que sólo hablan de prohibiciones. ¡Nada está más alejado de la verdad! El Auténtico discipulado cristiano se distingue por un sentido de asombro. Nos presentamos ante el Dios que conocemos y amamos como amigo, la grandeza de su creación y la belleza de nuestra fe cristiana”.   Papa Benedicto XVI

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: UN ENFOQUE CLARO E INQUEBRANTABLE EN EL SALVADOR Y SU MISIÓN

El Salvador nos llama a dedicar nuestras vidas – cada quien de acuerdo a su situación  particular – a ser Sus co-operadores como proclamadores de las Buenas Nuevas de salvación a los más abandonados. Las primeras dos constituciones de nuestra Regla de Vida han subrayado como eje central  de nuestra vocación seguir a Jesús Salvador a través de nuestra oblación, el don de todos los aspectos de nuestras vidas a Su servicio y de aquéllos que más necesiten la salvación. Es el “todo por Dios” que caracterizó la vida de Eugenio.

El enfoque de la oblación y toda acción debe estar en el Salvador, como explica la siguiente constitución. Utilicé mayúsculas para resaltar el enfoque

La comunidad de los Apóstoles CON JESÚS es el modelo de su vida. EL reunió en torno SUYO a los Doce para que fueran SUS compañeros y SUS enviados (cf. Mc 3, 14). El llamamiento y la PRESENCIA DEL SEÑOR en medio de los Oblatos hoy los unen en la caridad y la obediencia, haciéndoles revivir la unidad de los Apóstoles con ÉL, y la común misión de SU Espíritu..

CC&RR, Constitución 3

Apostles

“Aunque tendemos a pensar en los santos como piadosos y poner un halo sobre sus cabezas y miradas estáticas, los verdaderos santos son mucho más accesibles. Son hombres y mujeres como nosotros, con vidas ordinarias, luchando con problemas ordinarios. Lo que los hace santos es su enfoque claro e inquebrantable en Dios y en la gente de Dios”.   Henri Nouwen

Posted in Uncategorized | Leave a comment