LOS VOTANTES DEBEN ESCUCHAR A SU CONSCIENCIA

“Exhortamos a todos ustedes a hacerlo, confiando en que este gran acto de su vida social se realizará ante la mirada del Señor, en un espíritu de deber y según el llamado de la consciencia firmemente encaminada al amor fraterno mutuo, sin excepción”.

Carta Pastoral del Obispo de Marsella, en ocasión de las elecciones generales y próxima apertura de la Asamblea Nacional, Marzo 20, 1848

El Obispo Eugenio no sugirió ningún candidato por quien votar; la elección era según la consciencia de cada persona, aunque lo que da luz y guía a la consciencia, es el llamado a la caridad.

REFLEXIÓN

«El voto es el instrumento más poderoso alguna vez ideado por el hombre para vencer a la injusticia y destruir los terribles muros que le aprisionan por ser diferente a otros hombres”. (Lyndon B. Johnson)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EN LA URNA, LA ORACIÓN DEBE TRASLADARSE A UN ACTO CÍVICO

“Por lo tanto queridos hermanos, pedirán al cielo con sus súplicas más fervientes, pero sin evitar expresar piedad y confianza al pie de los altares y sin descuidar otro tipo de obligaciones que se les impongan en nombre de Francia; ejercerán la acción legal que les pertenece y dejarán su voto en la urna, desde la cual, hablando humanamente, emergerá la salvación de la patria”.

Carta Pastoral del Obispo de Marsella, en ocasión de las elecciones generales y próxima apertura de la Asamblea Nacional, Marzo 20, 1848

REFLEXIÓN

“La participación en la soberanía del Estado, ejercida por la ciudadanía entera al votar en las elecciones, es uno de los derechos de mayor importancia del individuo, y en una república debería ser lo primordial ante la ley”. (Thomas Jefferson)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

JUSTICIA INSPIRADORA

“La religión, cuyos intereses están por encima de este mundo, tanto como el alma está por encima del cuerpo, también nos nuestra su causa sagrada, vinculada muy de cerca a la del país…
¡Que el Señor conceda a Su Iglesia que la justicia inspire todas las decisiones a las que estaremos sujetos! Y así, en su contacto con las nuevas instituciones o en su actitud confiada hacia ellas, pueda comunicarles algo de la virtud esencial que proviene de su seno, lo dañado en la sociedad será curado y la aprobación divina llegará a lo que habrá de perdurar.  Entonces, y solo entonces, la mirada de Dios se posará con complacencia en la obra de Su misericordia, como fue cuando vio la tarea de Su palabra creativa “y vio Dios que era bueno” (Gen 1:10) y la bendición celestial bajará con poder y sin cesar para que la paz reine con fuerza entre nosotros, al igual que la abundancia y la prosperidad, bajo la protección de nuestras leyes: «Reine la paz dentro de tus muros, la prosperidad en tus palacios!». (Ed Salmo 122:7)

Carta Pastoral del Obispo de Marsella, en ocasión de las elecciones generales y próxima apertura de la Asamblea Nacional, Marzo 20, 1848

REFLEXIÓN

“En un mundo que pudiera decir que el voto no importa…sí tiene importancia, pues cada persona tiene un valor infinito para Dios… Tu voto es una declaración de tu importancia como persona y como ciudadano”.  (Dr. James Dobson)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

PIDAN LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO PARA LOS ELEGIDOS EN REPRESENTACIÓN DE LA NACIÓN

Eugenio vio en forma positiva los eventos que ocurrían en Francia, como una contribución al participar en los planes de Dios por la salvación de todos.

“Aunque para que la mano del Todopoderoso nos muestre a todos los planos divinos diseñados por toda la eternidad y asegurar su realización perfecta, debemos asegurar que el Creador “desde lo alto riegue las montañas», quien en tiempo de los Apóstoles «renueva la superficie de la tierra» (Salmo 103-104,30), y llegue a los hombres elegidos en representación de la nación y les de la sabiduría y fortaleza que proviene de Él”.

Carta Pastoral del Obispo de Marsella, en ocasión de las elecciones generales y próxima apertura de la Asamblea Nacional, Marzo 20, 1848

REFLEXIÓN

«¿Eres un político preguntando qué puede hacer tu país por ti, o una persona con celo que pregunta qué puedes hacer por tu país?  Si eres el primero, se trata de un parásito, si el segundo, eres un oasis en el desierto”. (Khalil Gibran)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EL LLAMADO A LOS POLÍTICOS PARA SER COOPERADORES DE DIOS

La Asamblea Nacional redactaría una nueva constitución, que Eugenio imaginaba como una edificación invisible abarcando a todos los ciudadanos franceses. Sus constructores y protectores serían los políticos en la Asamblea Nacional e invitó a los habitantes de Marsella a ver el papel de Dios en el proceso de construcción.

 “Una nueva estructura está por erigirse, colocando a los hijos de Francia bajo su techo como una sola familia. ¿Podemos no pedir al Señor “que edifique la casa, si en vano trabajan los albañiles?” (Salmo 126-127,1)

Al construirse una nueva ciudad, en la que habitaremos ¿no es acaso necesario que, después de inspirar y dar poder a los constructores, “el Señor custodie la ciudad”, pues sin él “en vano vigila el centinela?” (Salmo 126-127, 2)

Así es, mis queridísimos hermanos, aquéllos que trabajarán en la constitución de Francia, son llamados a convertirse, de cumplir fiel y santamente su encomienda, en los cooperadores de una Providencia misericordiosa, en los instrumentos visibles de su intervención. Así serán luego “los ministros de Dios para el bien”. ¡Qué misión tan importante, y cuán interesados estamos en su dedicación sin reserva a ello, animados por el celo más sincero y generoso por la patria”.  Que cumplan con alegría esta gloriosa misión, según los amorosos planes de nuestro “Padre, que está en el cielo!” (Mt 6:9)

Carta Pastoral del Obispo de Marsella, en ocasión de las elecciones generales y próxima apertura de la Asamblea Nacional, Marzo 20, 1848

REFLEXIÓN

“Que cada ciudadano recuerde al momento de entregar su voto… que ejerce una de las confianzas más solemnes en la sociedad, por la que es responsable ante Dios y su país”.  (Samuel Adams)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA NUEVA SITUACIÓN POLÍTICA REQUIERE LA GUÍA DIVINA

El nuevo gobierno provisional francés había decidido establecer una asamblea constitutiva para gobernar la nueva República de Francia.  La decisión fue que los miembros fueran elegidos por voto universal, en el que todos los hombres de Francia participaran.  Por vez primera, todos los hombres, sin importar su pobreza o irrelevancia, podrían ser parte de un privilegio que antes solo era para la clase adinerada.

El Obispo Eugenio dirigió una carta pastoral a la gente de Marsella, remarcando su responsabilidad de votar, aunque debían pedir la guía de Dios en el proceso.

“En medio de las serias preocupaciones que tenemos en mente, en este momento los cristianos tenemos la necesidad de toda la ayuda celestial.  Los corazones de los hombres y mujeres creyentes claman con urgencia a la Divina Providencia, que hace del consejo humano fructífero o ineficiente, que genera y completa todo suceso a lo más vasto y lo más pequeño, lo más probable y lo menos previsto.

Ciertamente nunca ha habido una ocasión más solemne para invocar la ayuda del Todopoderoso con mayor fervor. El destino de nuestra nación está en nuestras manos, pero «mi destino está en tus manos”  (Salmo 30-31,16). ¿Cómo podemos no rogarle que nos ayude, que nos guíe, para asegurarnos de que la gran y difícil tarea que está próxima tenga éxito, por el bien de todos?”

Carta Pastoral del Obispo de Marsella, en ocasión de las elecciones generales y próxima apertura de la Asamblea Nacional, Marzo 20, 1848

REFLEXIÓN

«En primer lugar pido que se ore por todos, que se pida a Dios que supla las necesidades de la gente y bendiga a la humanidad. Oren también agradeciendo a Dios la respuesta a esas oraciones. Que se ore por los reyes y todas las autoridades para que tengamos un ambiente de paz y tranquilidad, donde sea posible adorar y respetar a Dios. Eso es bueno y agrada a Dios nuestro Salvador». (1 Timoteo 2:1-3)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

REUNIÓN FRATERNA, QUE ES SÍMBOLO DE LA CARIDAD Y LA UNIÓN QUE DEBE REINAR EN TODOS LOS CORAZONES, PARA FELICIDAD Y GLORIA DE LA NACIÓN Y PARA PROSPERIDAD DE LA REPÚBLICA

La nueva República parecía tener un buen presagio para la Iglesia, y Eugenio escribió en su diario:

“Parece que en esta revolución se ha decidido rendir homenaje a la religión y sus ministros, siendo una razón para prestarse a ciertas exigencias”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Abril 15, 1848, EO XXI

Una de dichas exigencias fue que el Obispo asistiera a una comida al aire libre por los habitantes de Marsella, en celebración de la República.

“Así pues, fui a esa inmensa reunión. Apenas entré al lugar, miles de voces gritaban: “¡Viva monseñor! ¡Viva la religión!” En todas partes esos vítores se habían repetido a mi paso, acompañándome hasta el lugar que me habían preparado…”.

Hubo muchos discursos y Eugenio optó por no dar uno, aunque escribió:

 “Yo más o menos habría dicho estas palabras:

Con placer acudí a la amable invitación recibida para estar en medio de ustedes en esta fiesta de familia. Es un consuelo para un padre sentarse a la mesa de sus hijos, sobre todo al ver a su lado a este joven e inteligente comisario del gobierno, que ha sabido conquistar la simpatía, la estimación y el afecto de toda nuestra población, y a los magistrados aquí reunidos, a quienes la ciudad tanto reconocimiento debe; a esta guardia nacional tan admirable en su dedicación, y a estos soldados, honor de la patria, etc. “. Deseaba considerar mi alocución como una especie de bendición de la mesa, habiendo podido añadir: “Mis bien amados hermanos, a fin de que en este día solemne nadie pueda exponerse a transgredir las santas leyes de la Iglesia, otorgo a todos los presentes en este banquete (había para cada uno una rebanada jamón y una de salchichón, un pan y una botella de vino), la dispensa de la abstinencia cuaresmal (Domingo de Ramos). Y ruego a Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que derrame sus bendiciones sobre esta reunión fraterna, que es símbolo de la caridad y la unión que debe reinar en todos los corazones, para felicidad y gloria de la nación y para prosperidad de la República”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Abril 16, 1848, EO XXI

REFLEXIÓN

«La esperanza no es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certidumbre de que algo tiene sentido, sin importar cómo resulte”. (Vaclav Havel)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SOLO LAS BAYONETAS HABRÍAN PODIDO HACERME DAR UN PASO ATRÁS. NUESTRO LUGAR ESTÁ EN MEDIO DE NUESTRO REBAÑO

“2 de marzo. Aquí todo está en calma. Pude continuar mis tareas atravesando la ciudad sin el menor inconveniente.

Ayer el Comisario del Gobierno provisional llegó para proclamar la República y arreglar los asuntos de ese departamento. Esta mañana, en su primera visita vino a verme y me pidió organizar un servicio para las víctimas de estos días, lo cual no me costó aceptar.

Nuestra población ha sido admirable en estas delicadas circunstancias. Te habría sorprendido  el interés que me han mostrado. El otro día tuve que atravesar a pie nuestros barrios antiguos para administrar la confirmación a un enfermo y se llamaban al verme pasar para pedirme la bendición. He visto en todas estas manifestaciones un afecto filial, una especie de alegría que me hizo creer que estaban convencidos que podía sentirme comprometido en esos asuntos o que me había retirado. Ciertamente solo las bayonetas habrían podido hacerme dar un paso atrás. Nuestro lugar está en medio de nuestro rebaño”.

Carta al P. Hippolyte Courtès en Limoges, Francia, Marzo 2, 1848, EO X núm. 968

Devolví la visita al Señor comisario del Gobierno, quien me recibió con la más respetuosa atención. Tanto él, como su señor padre, presente en nuestra entrevista, parecían muy satisfechos con mi trabajo. Si lo creemos, el gobierno quiere respetar la religión, y me han asegurado estar dispuestos a apoyarme en todo lo que les sea posible”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Marzo 3, 1848, EO XXI

REFLEXIÓN

«Si deseas reconstruir tu país y tener unidad, es necesario curar las heridas del pasado.  Me encuentro trabajando con personas que lucharon fuertemente contra mí antes de las elecciones, y era mi responsabilidad, como líder del partido mayoritario, curar las heridas del pasado y trabajar con quienes fueron mis oponentes”.

Nelson Mandela

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

1848: COMIENZO DE LA REPÚBLICA EN MARSELLA

La vida de Eugenio vio dos feroces revoluciones en Francia (1789 y 1830) y era comprensible que la población temiera que ésta, que estableciera una República, lo fuera también. Escribió en su diario sobre la situación en Marsella, donde una multitud se había vuelto violenta:

“Nuestra población se ha levantado por así decirlo, en masa, para reprimir el desorden que una banda sobornada o ávida de saqueo quería realizar al abrigo de la República. Anoche se abalanzaron sobre la casa del alcalde, rompiendo todos los cristales y estropeando la fachada; también rompieron todos los cristales del palacio de justicia y los del ayuntamiento, y un gran número de farolas. Pero las personas honradas, formando una guardia nacional, redujeron a esa gente malintencionada. La noche del sábado al domingo 28, se vieron forzados a contentarse con recorrer la ciudad cantando la Marsellesa. Esta vez pasaron por el obispado, pero no hicieron nada ante el palacio episcopal. No abandoné mi residencia. Fui a la catedral (fue domingo de sexagésima) y ahora voy a administrar el sacramento de la confirmación a un enfermo, sin el menor temor”.

REFLEXIÓN

Después, al reflexionar Eugenio sobre los eventos, decidió continuar con sus tareas cotidianas.

“Vuelvo de administrar la confirmación a mi enfermo. Me conmovió el interés que me mostraron en todas las calles que atravesé. La gente se llamaba al verme pasar y me pedía la bendición, con una expresión que me hizo pensar que esta buena gente podría haber creído que estaba inquieto por los acontecimientos”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Febrero 27-28, 1848, EO XXI

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA REVOLUCIÓN DE 1848

“26 de febrero: Me han dicho que esta noche hubo concentraciones y que un tropel de gente recorrió las calles cantando la Marsellesa. No ha pasado un alma por la calle del obispado. No ocurrió así en 1830”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Febrero 25, 1848, EO XXI

Hubenig explica:

“La burguesía profundamente anticlerical y adinerada, la misma clase que ocasionara tantos problemas a Eugenio de Mazenod y los primeros Oblatos en sus misiones parroquiales, había promovido la Revolución de Julio de 1830. Es por ello comprensible, porqué la conmoción en ese tiempo impactó casi con la misma fuerza a la Iglesia como fue en contra de la monarquía derrocada de la Restauración. Después de 1830 Louis-Philippe había tratado de suavizar las relaciones con la Iglesia, pero su reconciliación duró poco y pronto se deterioró, al grado que para 1848, la religión se había separado abiertamente del régimen político. Así que cuando llegó la Revolución en 1848, no fue tan anticlerical como su predecesora y la Iglesia sorteó la tormenta con relativa calma. De hecho, con el derrocamiento de Louis-Philippe, una gran parte de la Iglesia entró a una emocionante era de catolicismo liberal…

Al principio, la Iglesia incluso se unió a lo que parecía ser una primavera para los franceses, una reunión del espíritu del evangelio con el espíritu de la revolución.  Al principio, y por varias semanas, Jesucristo y su Evangelio fueron la fuerza que impulsó a la mayoría de las ideologías involucradas.  Los sacerdotes y obispos bendecían con alegría los árboles de libertad que plantaban los eufóricos ciudadanos.

(Living in the Spirit’s Fire extractos de las páginas 161 – 169).

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario