ABRIRSE CON AMOR PARA RECOGER LA SEMILLA DIVINA

Viernes de la primera semana de Adviento

Al entrar Jesús en la casa, se le acercaron los ciegos y Jesús les preguntó: “¿Creen que puedo hacerlo?” Ellos le contestaron: “Sí, Señor”. Entonces les tocó los ojos, diciendo: “Que se haga en ustedes conforme a su fe”. Y se les abrieron los ojos.

Mt 9:28-30

A menudo la acción de la gracia precede a la predicación del Evangelio, y los corazones ya conmovidos sienten, a los primeros acentos de esta maravillosa predicación, la necesidad no sólo de abrirse con amor para recoger la semilla divina que se les envía desde el Cielo, sino también de producir sin demora los frutos de la penitencia que luego vienen a revelarse con todas las características de una conversión sincera

Eugenio de Mazenod, Carta pastoral sobre las misiones, 1844

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA SANTA PALABRA HA ANIMADO A LOS QUE LA HAN RECIBIDO

Jueves de la primera semana de Adviento

El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica, se parece a un hombre prudente, que edificó su casa sobre roca. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no se cayó, porque estaba construida sobre roca.

Mt 7:24-25

Esta santa palabra resuena con los efectos más admirables en nuestra diócesis; se ha escuchado en las aldeas y en el campo, así como en la ciudad episcopal, y se ha sentido que, transmitida de Jesucristo a sus Apóstoles, no ha perdido nada de su eficacia en el paso de los siglos; Se sintió que, viniendo de la boca de aquel que es en sí mismo «vida eterna», sigue siendo «espíritu y vida» (Jn 6,64), ha animado a los que la han recibido; ha sido como una luz celestial que ha venido a investir sus almas y les ha hecho conocer la verdad

Eugenio de Mazenod, Carta pastoral sobre las misiones, 1844

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LLAMADAS PARA SEGUIR LAS HUELLAS DE LOS APÓSTOLES Y PROPAGAR EL CONOCIMIENTO Y EL AMOR DE JESUCRISTO

Fiesta de San Andrés, Apóstol

Una vez que Jesús caminaba por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado después Pedro, y Andrés, los cuales estaban echando las redes al mar, porque eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y los haré pescadores de hombres”. Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Mt 4:18-19

Qué ministerio más hermoso que formar en la virtud y sobre todo en las virtudes religiosas esas almas de élite llamadas por Dios para seguir las huellas de los Apóstoles y propagar el conocimiento y el amor de Jesucristo. ¡Cuánto puede uno mismo aprovechar al conducir a los otros a la perfección! Eso es lo que has recibido en herencia. Felicítate, mi querido hijo, y cuenta con la asistencia de Dios en ese precioso ministerio

Carta al padre Dorey, maestro de novicios, 15 de octubre de 1848, EO X n 990

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

COLMADO DE LOS DONES DE MI SALVADOR

Martes de la primera semana de Adviento

Volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: “Dichosos los ojos que ven lo que ustedes ven. Porque yo les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron”.

Lc 10:23-24

Desde el feliz momento en que, regenerado en las aguas saludables del bautismo, fui elevado a la augusta dignidad de hijo de Dios, colmado de los dones de mi Salvador, podría contar mejor los movimientos sucesivos y precipitados de mi respiración que el número de los inestimables beneficios que ese adorable Maestro derramó sobre mí a manos llenas.

Conferencia espiritual, 19 de marzo de 1809, EO XIV n 48

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ABRAZAMOS LA TIERRA ENTERA CON NUESTROS APÓSTOLES

Lunes de la primera semana de Adviento

“Yo les aseguro que en ningún israelita he hallado una fe tan grande. Les aseguro que muchos vendrán de oriente y de occidente y se sentarán con Abraham, Isaac y Jacob en el Reino de los cielos”.

Mt 8:11

Imposible encontrar una reunión de más prudentes y más fervorosos hijos. Voy a enviar seis a Texas, cuatro al Río Rojo y tres a Ceilán. Los ordenaré sacerdotes antes de su muy próxima salida, pues todos son diáconos. Nunca hemos tenido tantos en la Congregación. Realmente abrazamos la tierra entera con nuestros apóstoles cuyo celo y dedicación me arrancan lágrimas de alegría y de ternura. Van felices de ser elegidos para anunciar la Buena Noticia sin dar la impresión de hacer el menor sacrificio. ¿Cómo no admirar la obra del Espíritu Santo en esas almas generosas?

Carta al Padre Charles Baret, 24 de enero de 1852, EO XI n. 1098

 

[NOTA: Cada año, alrededor de estas fechas, hago una pausa en la reflexión cronológica diaria sobre los escritos de San Eugenio. Este año he pensado en hacer una «pausa», pero con un enfoque diferente: una cita diaria de san Eugenio asociada al Evangelio del día del tiempo litúrgico].

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

ES OTRO YO

La presencia de los Oblatos en Inglaterra inició repentinamente y con base frágil, con la llegada del recién ordenado e inexperto Padre Daly. Para Eugenio fue difícil encontrar Oblatos que pudieran aprender y hablar inglés en tan poco tiempo. Con el crecimiento, era necesario asegurar la presencia de un Oblato maduro para consolidar la fundación.  El elegido fue el Padre Casimir Aubert, quien no podía dejar sus compromisos en Francia, pero pasaría largos períodos de visita en Inglaterra. Eugenio escribió al Sr. Phillipps:

“El Padre Aubert, a quien he otorgado los poderes de visitador, tendrá el honor de verle y de charlar con usted sobre todo cuanto interesa al bien de la religión en su región. Es otro yo, cuyos méritos usted ya conoce”.

Carta al Sr. Ambrose Lisle March Phillipps, Grâce-Dieu Manor, Julio 2, 1846, EO XIII núm. 107

«Alter ego» es una expresión latina traducida por Eugenio como «otro yo», con lo que daba a entender que el Oblato había comprendido del todo el espíritu y forma de gobierno del Fundador y tenía el poder de tomar decisiones cuando no fuera posible consultar a Eugenio.  Consideraba a todos a los que elegía como fundadores de nuevas misiones o nombrados visitadores oficiales en países fuera de Francia, como su «alter ego”. Eugenio tenía un gran respeto por Casimir Aubert.

El P. Michael Hughes nos da algunos detalles en cuanto a esta nueva empresa de los Oblatos en Inglaterra.

«Ambrosio Phillipps quería establecerse en Grace Dieu como director de un centro desde el cual los sacerdotes pudieran ir a convertir a los locales…

El 5 de septiembre de 1845 la comunidad tomó posesión de The Warren, una casa que el Sr. Phillipps puso a su disposición, cercana a la casa principal. En ella los Padres tenían la privacía necesaria para su vida comunitaria, pero se encontraba bastante alejada de las aldeas donde trabajaban, por lo que Ambrosio acordó construir una nueva residencia adyacente a la capilla Holy Cross en Whitwick…

Los primeros miembros de la comunidad fueron los Padres Perron, superior, Naughten, el Hno. Bayeul, y un sacerdote secular de Marsella, el Abad Coussinier. Los Padres Cooke y Tamburini, con John Noble que aún no había sido ordenado sacerdote, llegaron a la comunidad en julio de 1846″.(https://www.omiworld.org/es/lemma/grace-dieu-inglaterra-1845-1848/)

Aunque con un comienzo sencillo, la provincia Anglo-Irlandesa fructificaría con misioneros Oblatos para todos los países de habla inglesa en el mundo.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

ES UN VERDADERO REGALO QUE LE HAGO Y PONGO EN ÉL GRANDES ESPERANZAS PARA EL BIEN DE LA MISIÓN

Eugenio anotó en su diario:

“1° de julio. El P. Cooke, sacerdote irlandés de nuestra congregación a quien ordené el otro día, vino a despedirse de mí antes de ir a Inglaterra. Es un excelente religioso y un hombre capaz, que hará mucho bien en la misión. Hizo un primer ensayo de apostolado con los ingleses que trabajan en St. Henri y ha hecho volver a la Iglesia a muchos de ellos”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Julio 1°, 1846, EO XXI

Después, en una carta al Sr. Ambrose Phillipps, uno de los bienhechores de los Oblatos en Inglaterra,  Eugenio escribió:

“Me siento feliz, Señor, de darle hoy una nueva prueba de mi interés por su misión. Envío a Grace Dieu a dos excelentes religiosos de la Congregación de los Oblatos de María Inmaculada. Uno es francés y el otro irlandés. Ambos tienen mucho mérito; sin hablar del primero, le diré que el P. Cooke es un hombre distinguido por sus conocimientos y piedad. Acaba de mostrar su celo con una colonia inglesa que llegó a trabajar para el ferrocarril, logrando ingresar a varios en el seno de la Iglesia. Le satisfará su porte modesto y digno, su conversación y buen juicio; en una palabra, es un verdadero regalo que le hago, y pongo en él grandes esperanzas para el bien de la misión…

No quiero terminar sin agradecer todas las bondades que continúa prodigando a nuestros Padres. Ellos se lo agradecen, al igual que yo. Si Dios lo permite, espero poder agradecérselo en persona, haciéndole una pequeña visita en Grace Dieu el año próximo”.

Carta al Sr. Ambrose Lisle March Phillipps, Grâce-Dieu Manor, Julio 2, 1846, EO XIII núm. 107

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LAS CONVERSIONES EN INGLATERRA SE INCREMENTAN DE FORMA INUSITADA

Esta entrada del diario de Eugenio se refiere a una reunión en Inglaterra, entre el Padre Oblato Frédèric Perron y John Henry Newman (1801-1890) teólogo inglés, que ingresó a la Iglesia Católica en 1845, fue hecho cardenal en 1878 y canonizado en 2019.

Michael Hughes escribe: «Después de conocerlo en su primera visita a Bretaña en 1850, Eugenio de Mazenod tenía a Newman en la más alta estima. Como hombre de influencia universal, la vida de Newman tocó la de los Oblatos en varias aristas, más profundamente en la parte de inspiración de la ‘Segunda Primavera’ del catolicismo inglés, que fue un factor primordial en la motivación del Fundador para abrir una misión inglesa».

Las conversiones en Inglaterra se incrementan de forma inusitada.  En el mes de diciembre renunciaron cincuenta ministros anglicanos. El P. Perron cenó en casa del Sr. Phillipps con el Doctor Newman y cinco otros ministros conversos, recibiendo él varias renuncias y preparando a otros”.

Diario de Eugenio de Mazenod, Enero 22, 1846, EO XXI

Hughes continúa: «Mientras tanto, en 1849, para sorpresa que comentó Eugenio, los Oblatos habían sucedido a los Oratorianos de Newman y tomaron posesión de Maryvale como su casa de formación en Inglaterra”.

Cooke relata cómo en 1851 Newman recibió en la Iglesia católica en Leeds a un grupo del clero anglicano y laicos, que incluyó a dos futuros Oblatos: Jorge Lloyd Crawley y Juan Atkinson». (https://www.omiworld.org/es/lemma/newman-john-henry-1801-1890-cardenal-diacono-de-St-jorge-en-velabro-venerable/)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SE LOGRA MÁS SIENDO AGRADABLE QUE CON EXCESO DE SEVERIDAD

Al estar atento al joven e inexperto Padre Daly, Eugenio le ofrece consejo, en especial al tratar con un difícil sacerdote diocesano con quien estaba obligado a trabajar.

“Me enteré que tratabas con mucha severidad a tu compañero, el Sr. Powers, y sabes que le necesitamos; por otra parte, se logra más siendo agradable que con excesiva severidad”.

La situación en Inglaterra era delicada, pues la presencia de los Oblatos era mínima y frágil hasta que se unieran a ellos más hombres de habla inglesa que impulsaran la misión, por lo que el P. Daly debía enfocarse en ser el instrumento de Dios.

…. “Además, no lo digo como reproche, sino como observación para que estés más alerta en tu delicada posición… ¡Cuánto debemos agradecer a Dios por las bendiciones que concede a nuestras obras!, pero hagámonos dignos a través de una gran fidelidad a nuestros deberes. Sabes que se predica más con el ejemplo que con las palabras.”

Carta al Padre William Daly en Penzance, Inglaterra, Diciembre 6, 1845, EO III núm. 12

En épocas difíciles, busquemos enfocarnos en las bendiciones de Dios, tal como Eugenio lo hacía y recomendaba.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EVITA CON CUIDADO TODO CUANTO PUEDA PERJUDICAR EL ESPÍRITU QUE DEBE ANIMARTE

El Padre William Daly era joven e inexperto: tenía 31 años y había sido ordenado sacerdote Oblato solo cuatro años antes. Eugenio no tuvo elección al ponerlo a cargo de la primera misión en las Islas Británicas, y su preocupación es evidente en esta carta:

“Tu posición, mi querido Daly, es de gran responsabilidad y solo necesito la confianza que me inspiras, para tranquilizarme. Es esencial mi querido hijo, que estés unido a Dios, pues a menudo deberás decidir según las señales que te conceda, no teniendo el tiempo ni la posibilidad de consultar”. 

Eugenio enfatiza repetidamente que el P. Daly realizaba el trabajo de Dios y necesitaba vivir en unión cercana con Él, para ser guiado por Su voluntad. Luego repite la máxima central de toda la vida y el trabajo misionero: sigue la Regla Oblata de Vida, que no es un grupo de reglas, sino un documento precioso que captura el espíritu del Fundador y su carisma, el enfoque particular a través del cual la Familia Mazenodiana da lectura al Evangelio.

“Para ello, mi querido amigo, debes seguir nuestra Regla a la letra y en su espíritu, no permitiendo nada que no harías al estar bajo mi supervisión directa e inmediata”.

… Evita con cuidado todo cuanto pueda perjudicar el espíritu que debe animarte, pues te expondrías a perder el mérito y fruto del ministerio que ejerces en nombre de la familia de la que eres un hijo querido”.

Carta al Padre William Daly en Penzance, Inglaterra, Diciembre 6, 1845, EO III núm. 12

Lo recomendado a William Daly es lo mismo que nos preguntan hoy: ¿qué tan unido estoy a Dios cada día, para que me guíe la luz que desee concederme?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario