PAUSA

Tendremos una pausa hasta el 3 de agosto.

Les recuerdo que todas las 2225 meditaciones sobre los escritos de San Eugenio están siempre en el sito  http://www.eugenedemazenod.net/esp/ – y que pueden investigar una palabra o un tema utilizando el “search” de la página de inicio.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ES MUY IMPORTANTE QUE TODOS CONFIESEN EN VOZ ALTA SU FIDELIDAD 

Al recordarle al Padre Guigues de la importancia de algunas ceremonias en las misiones parroquiales, Eugenio escribe acerca de los gestos que lleven a la renovación de las promesas del bautismales, ligado a la promesa de seguir y vivir de acuerdo a los diez mandamientos.

La renovación de las promesas del bautismo es obligatoria. Nuestra tradición es exponer el Santísimo Sacramento en forma solemne. La nueva promulgación en un pueblo que de algún modo había renunciado a los preceptos divinos y que desea volver al Señor, debe hacerse de manera tal que deje impresiones profundas.

La gente debía tener una participación activa en ello.

Por eso es muy importante que todos confiesen en voz alta su fidelidad bajo la interpelación del misionero, que repite desde el púlpito con el pueblo cada mandamiento promulgado desde el altar por el oficiante con voz sonora e inteligible, comentándolo después. Sin embargo, si por alguna circunstancia que yo consideraría deplorable, se temiera no estar en condiciones de llevar al pueblo a esa manifestación, se podría contentar con que el misionero repitiera el mandamiento desde el púlpito, a nombre del pueblo.

Carta a Bruno Guigues, Noviembre 5, 1877, EO IX núm. 652

Ver:  http://www.eugenedemazenod.net/esp/?p=534

“Pongo hoy como testigos contra ustedes al cielo y a la tierra: te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición.

Elige la vida y vivirán tú y tu descendencia. Ama al Señor tu Dios, obedécele y sé fiel a él; de esto depende la vida, y el Señor te concederá muchos años de vida para habitar en la tierra que él te había prometido según juró a tus antepasados, a Abrahán, Isaac y Jacob.”

(Deuteronomio 30:19-20)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

NO SE TRATA DE UN ESPECTÁCULO

Una de las poderosas ceremonias de cada misión era la procesión penitencial realizada en forma dramática, para dar un inolvidable mensaje transformador.

Reitero, es por regla que el superior lleve la cruz en la procesión penitencial, después de haber hecho una pequeña exhortación en el púlpito para preparar a los fieles para este acto público de reparación. No se trata de un espectáculo, sino de un acto conforme al espíritu de la Iglesia y perfectamente adaptado a las circunstancias.

El superior llega a predicar la penitencia a un pueblo extraviado, llevándolo a esperar el perdón.

Pero hace falta una expiación. Toma sobre sí los pecados del pueblo a imitación de Jesucristo, a quien representa en medio de él… se ofrece como víctima a Dios

Carta a Bruno Guigues, Noviembre 5, 1877, EO IX núm. 652

El Oblato invitó a la gente a cargar sus pecados sobre él y verlo llevárselos, recreando el mensaje de Jesús.

“Él mismo llevó nuestros pecados en Su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecadoy vivamos a la justicia, porque por Sus heridas fueron ustedes sanados. 25 Pues ustedes andaban descarriados como ovejas, pero ahora han vuelto al Pastor y Guardián de sus almas.” (1 Pedro 2: 24-25)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA IMPACTANTE CALIDAD EN LA PREDICACIÓN DE LAS MISIONES

La misión principal de todas las comunidades Oblatas era predicar las misiones en lengua provenzal. El formato había permanecido sin cambio desde 1816.

Eugenio subraya lo importante en cada misión: Toda ceremonia debía tener el impacto suficiente para atraer la atención, por la cual se proclamará y aceptará el mensaje del Evangelio.

Lo que prescribe la Regla, por ejemplo:

la llegada de los misioneros a la región a evangelizar no puede ser suprimida, ni aun transitoriamente, más que con mi autorización expresa. Son obligatorias para todas nuestras misiones la consagración a la Santísima Virgen, la renovación de las promesas del bautismo, la promulgación de la ley, la procesión del Santísimo Sacramento, el servicio para los difuntos y la instrucción después del Evangelio de la misa solemne de Réquiem, así como la procesión y la absolución en el cementerio, la primera procesión llamada de penitencia, el ejercicio preparatorio al acto de contrición, el acto de contrición separado para los dos sexos y la comunión general.

Carta a Bruno Guigues, Noviembre 5, 1877, EO IX núm. 652

 

“Y eso hablando únicamente —a más no me atrevo— de lo que Cristo ha llevado a cabo sirviéndose de mí para hacer que los paganos respondan a la fe. Se ha valido para ello de palabras y acciones, de señales y prodigios, y de la fuerza del Espíritu… Eso sí, hice siempre cuestión de amor propio proclamar ese mensaje allí donde Cristo era aún desconocido; nunca quise edificar sobre cimiento ajeno, para que se cumpla la Escritura: Los que no tenían noticia de él, podrán ver, y los que nada habían oído de él, entenderán.» (Romanos 15:18-21)

 Hemos abordado esto a detalle en entradas anteriores, de http://www.eugenedemazenod.net/esp/?p=618

a

http://www.eugenedemazenod.net/esp/?p=735

 Si desean leer más, pueden ir a las páginas 169-234 de Santucci, F., Eugenio de Mazenod, Cooperador de Cristo Salvador comunica su espíritu”,

 https://www.omiworld.org/wp-content/uploads/book28.pdf

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CUANTO AGRADEZCO A DIOS POR CONOCER LA LENGUA DE QUIENES TENGO EL DEBER DE INSTRUIR Y QUE COMPRENDEN LO QUE ME ESCUCHAN DECIR

La Vieille Charité, Marseille

Confirmación en el hospicio de la Caridad.  Me presentaron a un gran número de niños para recibir este sacramento.

Siempre cercano a la gente, en especial a los pobres de dichas instituciones en Marsella, ¡Eugenio narra que predicó en provenzal por hora y media!

 

Habría concluido de hablar antes si hubiera notado que la atención de los oyentes disminuía, pero creo que grandes y pequeños esperaban que prosiguiera, que es lo que he encontrado en toda mi gira. ¡Oh, cuánto agradezco a Dios por conocer la lengua de quienes tengo el deber de instruir y que comprenden lo que me escuchan decir! No lo cambiaría por todo el oro del mundo; el testimonio que veo a diario sobre la excelencia de ese método no interfiere con mi convicción de hacerlo.  

Diario de Eugenio de Mazenod, Septiembre 26, 1837, EO XVIII

“Al desembarcar, Jesús vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.” (Marcos 6:34)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

OBLATOS FALLECIDOS; “DAR TESTIMONIO DE CUÁN VIVO ES EL RECUERDO DE SUS VIRTUDES

Acabamos de tener el servicio del aniversario de nuestro Padre Pons…  Se sentía que el corazón estaba en ello. Así es como se debe rezar, sobre todo por hermanos cuya pérdida se siente tan justamente y a quienes se quiere dar testimonio de cuán vivo es el recuerdo de sus virtudes en la congregación a la que tanto edificaron y tan bien sirvieron durante su muy corta vida.

El querido Padre Pons sólo tenía 28 años cuando nos fue arrebatado, o mejor dicho, cuando Dios lo llamó. ¡Cuánto bien había hecho ya en tan pocos años!

Diario de Eugenio de Mazenod, Septiembre 13, 1837, EO XVIII

Tras recordar algunos de los logros del talentoso joven, Eugenio comenta que el motivo de su muerte fue la tifoidea.

«Acuérdense de sus guías que les hablaron la palabra de Dios, y considerando el resultado de su conducta[a], imiten su fe. 8esucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos. No se dejen llevar por doctrinas diversas y extrañas.»  (Hebreos 13:7-19)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ME REFERÍA CON AFECTO A LA INMENSA BONDAD DE DIOS Y DE NUESTRO SEÑOR CON NOSOTROS

Al reflexionar sobre los niños de las parroquias rurales a quienes el Obispo Eugenio administró el Sacramento de la Confirmación, dice:

Sin embargo ¿por qué cuando les hablo como creo debiera ser siempre, esos niños prestan una atención extraordinaria, por qué hoy he visto a algunos llorar, al igual que a muchas personas mayores que asistían a la ceremonia?

No empleaba palabras de temor, por el contrario, me refería con afecto a la inmensa bondad de Dios y de nuestro Señor con nosotros, poniéndola de relieve en el sacramento de la Eucaristía…

Un claro ejemplo del “ser” para “hacer”. Eugenio compartió con ellos el amor que experimentaba con Dios en su propia vida.

Los niños me comprendían perfectamente, les veía adentrarse en los sentimientos que  Dios comunicaba a mi alma. Por eso, admito deleitarme con esas instrucciones, haciéndolas siempre con un consuelo indecible, que me hacen tanto bien como a quienes me escuchan.

Diario de Eugenio de Mazenod, Septiembre 13, 1837, EO XVIII

La esencia de ser misionero es comunicar lo que vivimos en nuestra relación con Dios.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SE LES ENSEÑA LA LETRA DEL CATECISMO… PERO NO SE DESTACA LA BONDAD DE DIOS, EL AMOR INFINITO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

En una visita pastoral a algunas parroquias rurales para otorgar la Confirmación, el Obispo Eugenio comenta acerca del conocimiento de los niños.

Visita a Caillols, donde se han reunido las parroquias de San Julián, de los Camoins, de Château-Gombert.

Me gustó mucho que los niños prestaran atención a mi instrucción sobre la indiferencia, o mejor dicho, la despreocupación que todos los niños tienen por las cosas de Dios. ¡Ah, qué mal deben instruirlos!  Desafortunadamente es cierto que nadie se ocupa de suscitar en sus almas los sentimientos de los que son capaces. Se les enseña la letra del catecismo con una explicación más o menos buena, pero no se destaca la bondad de Dios, el amor infinito de nuestro Señor Jesucristo por los hombres; no se  moldea sus corazones.

Diario de Eugenio de Mazenod, Septiembre 13, 1837, EO XVIII

Aunque nunca minimizaba la enseñanza religiosa y las exigencias morales, Eugenio siempre trataba de comunicar su amor apasionado por Dios, como respuesta al que experimentaba personalmente por Jesús el Salvador.

Un recordatorio importante de que somos maestros de la fe como padres, catequistas, maestros o predicadores: todo es acerca de la bondad de Dios y el amor infinito de Jesucristo, con todos los compromisos y responsabilidades intrínsecas en dicha relación y su expresión.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

HAY QUE SER TODO PARA TODOS, COMO EL DIVINO MAESTRO AL QUE SERVIMOS Y LOS SANTOS APÓSTOLES, CUYAS HUELLAS SEGUIMOS

Como Superior General, Eugenio asignó al P. Hermitte, un nuevo misionero, la tarea de ayudar espiritualmente a quienes lo necesitaran.

 Te envío a Ntra. Sra. de Laus, para que prestes ayuda a tantas almas necesitadas que acuden a ese santuario para aliviar sus males. Será necesario confesar tanto a los peregrinos como a los habitantes que acudan a ti.

 Eugenio le recuerda del modelo de todas las misiones de los Oblatos: cooperador del Salvador, siguiendo las huellas de los apóstoles.

 Tendrás que ser todo para todos, como el divino Maestro al que servimos y los santos Apóstoles, cuyas huellas seguimos. Ve pues, mi querido hijo, con la disposición de suplir con el celo al pequeño número de obreros.

 El Salvador nunca abandona a sus colaboradores:

 El Señor, cuya obra realizamos, proveerá a nuestras necesidades si somos servidores fieles, cumpliendo la bella misión que nos ha confiado por una gracia de predilección.

Carta a Jean Hermitte, Agosto 25, 1837, EO IX núm. 636

 En nuestros días, como la Familia Mazenodiana de Eugenio, somos invitados a coincidir en ese punto de vista en nuestra vida cotidiana.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SI  SE  COMPRENDIERA  LO   QUE   ES   UN  OBISPO,   SE       SORPRENDERÍAN      MENOS     DE     VERLO   ACERCARSE    A    SUS    FIELES CUANDO ESTÁN AFLIGIDOS

Eugenio relata dos de sus visitas pastorales para reconfortar a quienes sufrían.

Al volver a la ciudad fui a visitar al abate Fissiaux, quien sufre mucho al ver que la enfermedad se llevó a siete niñas de su comunidad.

El Padre Charles Fissiaux del clero diocesano, había establecido un lugar para ayudar a las niñas pobres y a los huérfanos de la epidemia del cólera de 1835.  En 1839 fundó la Sociedad de San Pedro Encadenado, para jóvenes en prisión.

De allí fui a visitar al señor Jourdan quien se contagió del cólera, pero  tiene alguna esperanza de curación. Mi visita le hizo un bien indecible y animó mucho al doctor Ducros, quien llegó a la casa del enfermo al mismo tiempo que yo. Si se comprendiera lo que es un obispo, se sorprenderían menos de verlo acercarse a sus fieles cuando están afligidos o luchando con la enfermedad y la muerte.

Diario de Eugenio de Mazenod, Septiembre 8, 1837, EO XV

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario