LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY: EXPRESADA EN NUESTRA REGLA DE VIDA

A lo largo de este año del bicentenario seguiremos reflexionando acerca de su significado. Debe estar enfocado en cómo el presente y el futuro se basan en el pasado. En las próximas semanas quisiera explorar cómo expresamos actualmente la visión de fundación de Eugenio  en nuestra Regla de Vida. Las “Constituciones y Reglas” (CC&RR), dándoles su título formal,  son cómo la visión y espiritualidad de San Eugenio se ha vivido y desarrollado a través de 200 años, buscando dar respuesta a las necesidades del mundo actual.

En la actualidad aún sigue aplicándose lo escrito por Eugenio en 1818:

No basta, con todo, que estén convencidos de la excelencia del ministerio a que son llamados. El ejemplo de los santos y la razón misma prueban claramente que, para el felíz éxito de tan santa empresa y para mantener la disciplina en una sociedad es indispensable fijar ciertas normas de vida que aseguren la unidad de espíritu y acción entre todos los miembros. Esto es lo que da fuerza a los organismos, mantiene en ellos el fervor y les asegura la permanencia.

Prefacio

Sí, son escritas básicamente para los Misioneros Oblatos como nuestra Regla de Vida. No, no son exclusivamente para nosotros.  Se convierten en una guía para que todos los que sigan el carisma de Eugenio puedan incorporarse a la espiritualidad que nos ofrece. Juntos reflexionaremos en las diez primeras Constituciones, pues contienen un resumen del carisma y la espiritualidad de Eugenio para nuestros días. Esta será la fuente de la que cada miembro de la Familia Mazenodiana pueda alimentarse, de acuerdo a su conexión personal con Eugenio.

Fr Louis

 “Recibamos nuevamente estas Constituciones y Reglas con renovado entusiasmo, para que nuestra Congregación esté unida,  fuerte y con celo en la misión para predicar el Evangelio a los más abandonados… Pido la intercesión de María Inmaculada para toda la Congregación, para que al vivir estas Constituciones y Reglas, podamos crecer en la santidad de vida y el celo misionero, como fue el deseo de San Eugenio”.  P. Louis Lougen OMI, Superior General

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY: ¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE LA “FAMILIA MAZENODIANA”?

¿Qué quiero decir al hablar de la “Familia Mazenodiana”?  Se trata de un término para referirnos a cualquier persona que está en contacto con el carisma de San Eugenio de Mazenod en diferentes niveles.  Se refiere a:Edm mission

  • los Hermanos y sacerdotes misioneros Oblatos
  • las Hermanas, Misioneras Oblatas en Paraguay y España,
  • los Oblatos Honorarios, reconocidos por su servicio dedicado a los Oblatos
  • quienes realizan un compromiso público de adoptar y vivir la espiritualidad de Eugenio como Asociados, en sus variados nombres y descripciones
  • os miembros de Institutos de Vida Consagrada cuya inspiración fundadora tiene conexión con el carisma de Eugenio
  • quienes apoyan a los Misioneros a través de su Amistad, oraciones, donativos y servicio, sin adoptar la espiritualidad Mazenodiana
  • todos los que contribuyen de alguna forma a la misión Oblata, a través de un empleo o como beneficiarios y colaboradores de la misión Mazenodiana en nuestras labores o parroquias,
  • todos aquéllos a cuyas vidas llega Eugenio de alguna forma, como quien lee esta reflexión.

La “Familia Mazenodiana” se refiere a cualquiera que beba del manantial del carisma y espiritualidad de Eugenio, y como resultado  se acerque más a Jesús el Salvador y al servicio de los necesitados.  Siento este término más incluyente que “asociado”,  pues expresa la libertad en la categoría a la que cada persona pertenezca, según su compromiso y participación. Así, el término “Asociado” denota a quienes han realizado un compromiso público de vivir de acuerdo al carisma de San Eugenio, haciendo propia su espiritualidad.  Entonces podemos decir que todos los miembros de la Familia Mazenodiana NO son Asociados comprometidos, pero sí que todos los Asociados SON miembros de la Familia Mazenodiana.

La unidad mostrada por la “Familia Mazenodiana” es una continuación del ideal de Eugenio de la unidad en familia:

La caridad para con el prójimo también es parte esencial de nuestro espíritu. La practicamos primero entre nosotros, amándonos como hermanos, considerando a nuestra Sociedad como la familia más unida que existe sobre la tierra, alegrándonos de las virtudes, de los talentos y demás cualidades que poseen nuestros hermanos, como si los poseyéramos nosotros mismos; aguantando con dulzura los pequeños defectos que algunos no han superado aún; cubriéndolos con el manto de la caridad más sincera, etc… …

Carta a Hippolyte Guibert, Julio 29, 1830, EO VII núm. 350

lay

“El carisma de Eugenio de Mazenod, don del Espíritu a la Iglesia, irradia en el mundo. Algunos laicos se sienten llamados a participar en él según su estado de vida, y a vivirlo según modalidades que varían según los ambientes y las culturas. Participan en el carisma en espíritu de comunión y de reciprocidad entre sí con los Oblatos.”   CC&RR, Regla 37a

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN: EL DESEO DE CO-OPERAR CON ÉL CONTINÚA LLAMÁNDONOS A SER ESCOGIDOS PARA EL EVANGELIO

Hace doscientos años nuestra comunidad fundadora se reunió exactamente para ello. Actualmente expresamos la misma visión en palabras ligeramente distintas

«Escogidos para anunciar el Evangelio de Dios» (Rom 1, 1), los Oblatos lo dejan todo para seguir a Jesucristo. Para ser sus cooperadores, se sienten obligados a conocerle más íntimamente, a identificarse con él y a dejarle vivir en sí mismos. Esforzándose por reproducirle en la propia vida, se entregan obedientes al Padre, incluso hasta la muerte, y se ponen al servicio del pueblo de Dios con amor desinteresado. Su celo apostólico es sostenido por el don sin reserva de la propia oblación, oblación renovada sin cesar en las exigencias de su misión.

CC&RR Constitución 2

SPANISH

“Hacer un discípulo no es un llamado a que los demás vengan a nosotros para escuchar  el evangelio, sino una orden de que vayamos a compartir el evangelio con los demás”. David Platt

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN: DOSCIENTOS AÑOS DESPUÉS EL LLAMADO CONTINÚA

Doscientos años han pasado desde que Eugenio y sus primeros compañeros expresaron la visión de fundación por escrito y a través de sus acciones. Hoy en día, esta visión inicial continúa inspirándonos, expresada en especial en nuestra Regla de Vida, modificada en 2012. Nuestras primeras diez Constituciones captan la visión de la fundación y el espíritu que nos sigue inspirando, expresado a través de dos siglos. En los próximos días lo compartiré con ustedes.

El llamamiento de Jesucristo, que se deja oír en la Iglesia a través de las necesidades de salvación de los hombres, congrega a los Misioneros Oblatos de María Inmaculada y los invita a seguirle y a tomar parte en su misión por la palabra y por la acción.
La Congregación es clerical, de derecho pontificio. Reúne en comunidades apostólicas a sacerdotes y Hermanos que se ligan a Dios por los votos de religión. Cooperando con Cristo Salvador e imitando su ejemplo, se consagran principalmente a la evangelización de los pobres.

CC&RR Constitución 1

omi rule

“Dios te llama al trabajo
(a) que es más necesario que hagas, y
(b) que el mundo necesita más que se realice….

El lugar en el que Dios te sitúa es donde se reúnen tu felicidad más profunda y el hambre más profunda del mundo.”     L. Buechner

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN SE EXPANDE PARA LLEGAR A NUEVOS HORIZONTES

Edm missionTreinta y siete años después de nuestra fundación, la situación de los Oblatos había cambiado. Comenzamos con seis personas en Aix en Provence, y para 1853 nos habíamos expandido a Canadá, los EU, Irlanda e Inglaterra, Ceylán y Natal. Era necesario expandir de nuevo la visión original de fundación para abarcar esta nueva realidad.

En la Regla de Vida publicada en 1853, Eugenio expresó así el ideal Oblato:

El que quiera ser de los nuestros,
deberá arder en deseos de la propia perfección,
estar inflamado en amor a Nuestro Señor Jesucristo
y a su Iglesia,
y en celo ardiente por la salvación de las almas.
Deberá desprender su corazón
de todo afecto desordenado a las cosas de la tierra
y del apego exagerado a los parientes
y a la tierra natal;
no tener deseo alguno de lucro,
mirando, más bien, a las riquezas como barro,
para no buscar más ganancia que Jesucristo;
tener el anhelo de consagrarse
únicamente al servicio de Dios
y de la Iglesia,
ya sea en las Misiones,
ya en otros ministerios de la Congregación.
Deberá, finalmente, tener la voluntad
de perseverar hasta la muerte en la fidelidad
y la obediencia a las Reglas de nuestro Instituto.

Regla de 1853

SPANISH

“La Fe es la orientación total de una persona, dando propósito y objetivo a sus esperanzas y empeños, pensamientos y acciones.”   James W. Fowler

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN: CONVERTIRSE EN SANTOS PARA HACER QUE OTROS SEAN SANTOS

En 1816 Eugenio planeó la visión del nuevo grupo de misioneros. En 1818 desarrolló la visión en una regla de vida práctica. El siguiente paso fue presentar dicha Regla al Papa para recibir la aprobación de la Iglesia, sucediendo en 1826, después de que la Regla de Vida había tenido algunas adecuaciones después de 10 años de experiencia vivida.

El espíritu de la visión original se expresaba ahora de forma especial en la primera parte de la Regla, en la sección conocida como “Prefacio”. He aquí algunos extractos:

… La consideración de esos males ha conmovido el corazón de algunos sacerdotes celosos de la gloria de Dios, que aman entrañablemente a la Iglesia, y están dispuestos a entregar su vida, si es preciso, por la salvación de las almas.
…¿Qué hizo, en realidad, nuestro Señor Jesucristo cuando quiso convertir el mundo? Escogió a unos cuantos apóstoles y discípulos que él mismo formó en la piedad y llenó de su espíritu y, una vez instruidos en su doctrina, los envió a la conquista del mundo que pronto habían de someter a su santa ley.
¿Qué han de hacer a su vez los hombres que desean seguir las huellas de Jesucristo, su divino Maestro, para reconquistarle tantas almas que se han sacudido su yugo? Deben trabajar seriamente por ser santos…
… Hay que intentarlo todo para dilatar el reino de Cristo, destruir el imperio del Mal, cerrar el paso a innumerables crímenes, difundir la estima y la práctica de todas las virtudes, llevar a los hombres a sentimientos humanos, luego cristianos, y ayudarles finalmente a hacerse santos.
… Tales son los frutos copiosos de salvación que pueden resultar del trabajo de los sacerdotes a quienes el Señor inspiró la idea de reunirse en sociedad para dedicarse más eficazmente a la salvación de las almas y a la propia santificación, si desempeñan con dignidad su ministerio y responden santamente a su excelsa vocación.

CC&RR, Prefacio

SPANISH

“A la iglesia de Dios que está en Corinto: a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con cuantos en cualquier lugar  invocan el nombre de Jesucristo, Señor nuestro, de nosotros y de ellos”   1 Corintios 1:2

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN: LOS CO-OPERADORES DEL SALVADOR

El documento escrito el 25 de enero de 1816, sobre el que hemos reflexionado en las semanas anteriores (Solicitud a los Vicarios Capitulares de Aix), es nuestra primer Regla de Vida, la visión de nuestra fundación. Fue la estructura que adquirió vida a través de 200 años y la que continúa guiándonos en la actualidad.

Dos años más tarde, en 1818, Eugenio y los Misioneros escribieron nuestra primer Regla de Vida ampliada y detallada. En ella, él resumió la visión de fundación en esta poderosa descripción:

¿Hay algún fin más sublime que el de su Instituto?
Su Fundador es Jesucristo, el mismo Hijo de Dios;
sus primeros padres, los Apóstoles.
Han sido llamados a ser
los cooperadores del Salvador,
los corredentores del género humano.
Y aunque, por razón de su escaso número actual
y de las necesidades más apremiantes
de los pueblos que les rodean,
tengan que limitar de momento su celo
a los pobres de nuestros campos,
su ambición debe abarcar, en sus santos deseos,
la inmensa extensión de la tierra entera.

Regla de 1818, Primera Parte, Capítulo Uno. Fines del Instituto, §3.  Missions, 78 (1951) pág. 15

¡Describe que cada uno de los miembros de la Familia Mazenodiana es considerado co-operador del Salvador! Al ser inspirados por el carisma de San Eugenio y llevados a su espiritualidad y misión – nos convertimos en co-operadores del Salvador. Somos co-operadores como hermanos y sacerdotes en nuestro compromiso y ministerio consagrado, somos co-operadores como asociados laicos Oblatos y como asociados en la misión, somos co-operadores al apoyar la misión de cualquier forma como empleados, como benefactores, a través de apoyo espiritual, como feligreses y como amigos. Cada uno de nosotros es un co-operador voluntario del Salvador a lo que parece ser “menos importante” y a lo insignificante de lo que parece “más importante”. Cada uno de nosotros es un componente del amor del Salvador por el mundo.

SPANISH

“Cristo no tiene ahora cuerpo en la tierra, sino el tuyo, no tiene manos ni pies, sino los tuyos. Tus ojos son con los que Cristo mira con compasión al mundo. Tus pies son con los que lleva el bien. Tus manos son ahora con las que ha de bendecirnos.”   Teresa de Ávila

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN: ¿POSESIÓN EXCLUSIVA DE LOS MISIONEROS OBLATOS?

SPANISH

Caracterícticas de un Asociado de los OMI Lacombe Canadá

 

Escribí lo anterior en Vancouver, al animar un retiro de fin de semana con 35 miembros de nuestra Familia Mazenodiana en la Columbia Británica: representantes de dos comunidades de asociados laicos que se reúnen mensualmente, 5 misioneros Oblatos y gente comprometida de cuatro parroquias relacionadas a los Oblatos.

La existencia de estos grupos es un fruto directo de la primera evangelización Oblata en esta área hace 167 años, y de nuestra fundación hace 200 años.
Las palabras de Eugenio vienen constantemente a mi mente:

La caridad para con el prójimo también es parte esencial de nuestro espíritu. La practicamos primero entre nosotros, amándonos como hermanos, considerando a nuestra Sociedad como la familia más unida que existe sobre la tierra, alegrándonos de las virtudes, de los talentos y demás cualidades que poseen nuestros hermanos, como si los poseyéramos nosotros mismos.
Carta a Hippolyte Guibert, Julio 29, 1830, EO VII núm. 350

Cuando Eugenio escribió estas palabras, nuestra Sociedad constaba de cerca de 30 Oblatos. Ahora, encontrándonos en todo el mundo, podemos fácilmente cambiar la palabra utilizada por Eugenio, “Sociedad” por “Familia Mazenodiana” – quien desea sea “la familia más unida que existe sobre la tierra.”
Frecuentemente me siento muy feliz y honrado al encontrar gente de todos tipos que conocen y aman a San Eugenio, alimentados por su carisma y espiritualidad, viviéndola y compartiéndola en sus comunidades y en su servicio a los más abandonados. Es fácil reconocer en ellos el mismo celo y entusiasmo de la primera comunidad de visionarios fundadores en Aix hace 200 años.
Es una llamada de alerta para todos los portadores originales del carisma y que aparentemente está extinguiéndose en esta parte del mundo: el carisma de San Eugenio no es “propiedad” de los Oblatos. Se trata de un carisma que pertenece a la Iglesia universal, es el don y el patrimonio de todos los miembros de la gran familia en sus variadas formas y expresiones.
Mientras más convencidos estemos de que cada uno de nosotros forma parte de una gran familia misionera eclesial, más seremos “la familia más unida que existe sobre la tierra” de Eugenio, en el fulgor y ejemplo de nuestras vidas y en la calidad de la dedicación a la evangelización y servicio a los más abandonados.
Esto fue lo que experimentaron varios grupos de personas hace 200 años, al entrar en contacto con la vida de la primera comunidad en Aix. ¿Se puede decir lo mismo de todas nuestras comunidades alrededor del mundo actualmente?

Posted in Uncategorized | Leave a comment

CÓMO VIVIR EL AMOR DEL SALVADOR

Eugenio pasó un semestre en la facultad del seminario y luego volvió a Aix para iniciar su ministerio como sacerdote. Poco después pasó algún tiempo en un retiro para enfocarse en su ministerio. Su propósito claramente era el Salvador:

Tomaré como modelo este culto que debo a Dios, a su adorable Hijo Jesucristo, nuestro amable Salvador, con quien trataré de tener la más tierna devoción y el más ardiente amor, manteniendo siempre presente en la mente el recuerdo de sus beneficios y sobre todo muy adentro en el corazón.

Todos los días necesitaba trabajar de forma consciente el mantenerse en comunión con su Salvador

Y reconociéndome tan incapaz como indigno de amarle, le pediré esa gracia todos los días en el santo sacrificio y cien veces al día con esta jaculatoria: Jesús mío, dame tu amor. ¡Ah! Lo tendría todo ganado si tuviera con Jesucristo esta devoción, que debe ser por excelencia la de un sacerdote…

Todo ello no como una devoción centrada en sí mismo, sino con una intención misionera:

Mi mayor ocupación será amarle, mi mayor empeño, hacerle amar. Emplearé en ello todos mis medios, todo mi tiempo, todas mis fuerzas, y aun cuando, tras muchas penas, solo hubiera logrado que alguien tuviera un acto de amor para un Señor tan bueno, me tendré con razón por muy bien pagado.

Regla elaborada en mi retiro en Aix, Diciembre 1812, EO XV núm. 109

DeMazenod_200th_banner Spanish

“No podemos juzgar nuestra oración… por como nos sentimos cuando oramos, sino por como amamos al vivir.”   Katherine Marie Dyckman

Posted in Uncategorized | Leave a comment

PERMITE A TUS PALABRAS ENSEÑAR Y A TUS ACCIONES HABLAR

El nivel de espiritualidad básico debe ser vivido y expresado. Eugenio expresó los medios que utilizó para enfocar sus propósitos en ver todo a través de los ojos de Cristo Salvador, escritos algunos días después de ser ordenado sacerdote y nombrado parte del equipo del seminario en París:

Para no volver infructuoso el ministerio al que me destina, me esforzaré por vivir de tal modo que mi ejemplo diga más que mis palabras y mis insinuaciones.
Para eso procuraré renovarme con la ayuda de Dios en el espíritu del sacerdocio… buscando en todo solo a Dios, su gloria, la salvación de las almas y nuestro progreso en el camino de la perfección.

Para cimentar sus ideales:

No descuidaré ninguno de los medios que los directores de la vida espiritual sugieren para alcanzar ese fin, único fin al que debo aspirar…
Mis deberes de piedad consisten: 1. en la oración, 2. la santa misa, 3. el oficio divino, la lectura espiritual, el examen de conciencia y la plegaria, todo ello acompañado, precedido y seguido del santo ejercicio de la presencia de Dios.

Propósitos como director en el seminario de San Sulpicio, Enero 1812.
EO XV núm. 103

Para que las acciones de Eugenio hablaran más alto que las palabras, necesitaba tener una sólida base diaria en la relación con su Salvador  – y sólo así su ministerio guiaría a otros a la misma relación transformadora y de amor.

¿Cómo pueden mis palabras enseñar y mis acciones hablar hoy?

DeMazenod_200th_banner Spanish

“Las acciones hablan más alto que las palabras; permite que tus palabras enseñen y tus acciones hablen.”   San Antonio de Padua

Posted in Uncategorized | Leave a comment