ESTA  NUEVA  FASE  DE  MI  VIDA  DEBE  SER  UN  TIEMPO  DE  COMPLETA RENOVACIÓN

¿Qué hacer para tener la esperanza de llegar a ello? Ante todo, debo humillarme profundamente ante Dios por ser tan diferente a lo que fui un tiempo y tener necesidad de renovarme …

Recuerda los momentos en su vida en que sintió la cercanía de Dios de una forma particular

La circunstancia es demasiado favorable para desaprovecharla. Sin esto ¡qué sería de mí! Sucumbiría sin duda bajo el peso que me sería imposible soportar con la gracia de una virtud común. Ahora o nunca es el momento de ir a épocas más fecundas en buenos pensamientos y sentimientos generosos, de remontarme a mi consagración y ordenación sacerdotal. En ese entonces hubo inspiraciones santas, hubo incluso cierta luz para comprenderlas y fidelidad para corresponderles, pero ¡qué corto fue! ¡qué inestabilidad! ¡qué debilidad! Las contrariedades, el hastío, y cierto desprecio de la especie humana me han quitado hasta el celo en que vivía entonces. En verdad necesito renovar mi alma. Dios me da la oportunidad, al imponerme un gran deber que solo podré cumplir siguiendo las huellas de los santos. Es ya una gracia enorme el comprenderlo; hace falta corresponder para obtener el complemento.

Retiro de preparación antes de tomar posesión de la sede episcopal de Marsella, Mayo 1837, EO XV núm. 185

Encontramos el eco de la vida y programa misionero que había establecido para él y su familia misionera en el Prefacio de 1818: “llevar a los hombres a sentimientos humanos, luego cristianos, y ayudarles finalmente a hacerse santos.”

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *