HAN   SIDO   DÍAS  TERRIBLES,   HASTA   EL  PUNTO   EN   QUE  EN   UN   SOLO DÍA HUBO 400 DECESOS

Debido a que Eugenio no se encontraba en Marsella, Henri Tempier escribió a la madre de Eugenio para darle los pormenores de la terrible situación en el lugar.

“Señora, comprendo que podría estar un poco más tranquila sabiendo lo que sucede aquí. Es por ello que me apresuro a hacerle saber que hasta el momento todos nos encontramos bien, gracias a la bondad de Dios. Han sido días terribles, hasta el punto en que en un solo día hubo 400 decesos. No sabíamos donde sepultar a tantos que llevaban las carretas. La enfermedad ha disminuido considerablemente hoy y lo debemos a la protección de la Santísima Virgen.
La plaga continúa en Aix, aunque con menos muertes. Anteayer estuve en esa infortunada ciudad esperando encontrar a mi cuñado Mitre aun con vida. Fue atacado por la enfermedad y falleció antes de que yo llegara. 
Manténgase a salvo, señora y no considere volver a nuestra área en tanto la plaga continúe. Nuestro venerable Prelado conserva su usual buena salud. Su hijo debe encontrarse ya en Notre Dame du Laus. Por favor reciba mis saludos respetuosos y buenos deseos.”

Carta de Henri Tempier a Madame de Mazenod, Julio 29, 1835, EO2 Tempier núm. 76

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *