APRUEBO DE TODO CORAZÓN QUE NUESTROS SACERDOTES SE SACRIFIQUEN POR LA SALVACIÓN DE SUS HERMANOS

Todos los Oblatos se dedicaron sin reservas a atender a las víctimas del cólera. El significado de “oblación” es ilustrado por este pequeño texto.

Que Dios bendiga a todos nuestros Padres por su admirable pero indispensable abnegación. ¿Podría pensarse algo diferente de religiosos consagrados al heroísmo en todas las virtudes? Apruebo de todo corazón que nuestros sacerdotes se sacrifiquen por la salvación de sus hermanos.

Carta a Henri Tempier, Julio 25, 1835, EO VIII núm. 526

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *