UN ESPÍRITU COMÚN QUE VIVIFIQUE ESE CUERPO  PARTICULAR

Hay que imbuirse de nuestro espíritu y vivir únicamente por él. No necesita explicación.

¿Qué hace al Oblato quien es, diferenciándolo de cualquier otro religioso en la Iglesia? ¿Cuáles son las características que distinguen a un miembro de la Familia Mazenodiana de los de cualquier otro grupo o familia eclesial? Es el espíritu de la familia expresado en nuestra Regla de Vida y seguido por más de 200 años.

Así como en una sociedad hay un hábito común y Reglas comunes, es preciso que haya un espíritu común que vivifique ese cuerpo particular. El espíritu del Benedictino no es el espíritu del Jesuita. El nuestro también nos es propio.

Carta a Hippolyte Guibert, Julio 29, 1830, EO VII núm. 350

“El 17 de febrero de 1826, el Papa León XII, aprobó oficialmente la nueva Congregación y sus Constituciones. El Prefacio que el Fundador redactó para las Constituciones es para nosotros una expresión privilegiada de su carisma y un vínculo de unidad en la Congregación. He aquí el texto, que los Oblatos han considerado siempre como su Regla de vida”.  Prólogo del Prefacio y Constituciones y Reglas de los Oblatos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *