EL DESEO DE SER LOS PRIMEROS EN TENER LA DICHA DE LLEVAR LA LUZ DEL EVANGELIO A ESOS POBRES

Los Misioneros Oblatos mismos buscaban ansiosamente “el favor de ir al extranjero y ser los primeros de nuestros Padres en tener la dicha de llevar la luz del Evangelio a estos pobres.”  Incluso Tempier se hizo voluntario para ir a la vanguardia. (Leflon 2, pág. 332).  El Hermano escolástico Ricard escribió a Eugenio:

…al saber de la captura de Argelia, no se podían contener las lágrimas; en cuanto a mí, le aseguro que desde que me enteré de las buenas noticias, no tengo descanso ….  Justo al inicio de esta guerra, usted dejó muy en claro que si fuera posible, establecería una misión en esos lugares infieles; un sorpresivo éxito ha coronado los esfuerzos de nuestras tropas y sin dudar ver la pronta realización de sus planes, no he podido esperar su regreso para solicitarle el gran favor de cruzar el océano...” (Carta de Pascal Ricard a Eugenio, Julio de 1830, en Rey I, pág. 486). Eugenio respondió a través del P. Tempier:

Le ruego diga al H. Ricard que su carta me causó la mayor alegría; que se quede tranquilo aguardando el momento de Dios. El Señor nos manifestará su voluntad cuando le plazca y procuraremos seguir sus designios, aunque me preocupa no ser suficientes al pensar en una colonia.

Carta a Henri Tempier, Julio 15, 1830, EO VII núm. 348

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *