VENGAN Y SERÁN RENOVADOS EN LA PRESENCIA DE DIOS EN LA IGLESIA.

Los oyentes de Eugenio en la Magdalena son invitados no solamente a recibir la Palabra de Dios, sino también a entrar en una relación más profunda con Dios a través de todo lo que el ministro de la Iglesia les ofrece.

«Nuestros templos son vuestros refugios. Aquí es donde en vuestras necesidades y penas encontráis las ayudas y los consuelos que en vano buscaríais en otra parte.
Vuestro Dueño aquí reside y os espera para brindar remedio eficaz a todos vuestros males.
Por el ministerio de sus sacerdotes os regenera en las aguas del bautismo, os reconcilia en el tribunal de la penitencia, os instruye en la cátedra de verdad. Se os da él mismo para ser vuestra fuerza contra los enemigos de la salvación y vuestro sostén en las fatigas de vuestro peregrinar.
Poned vuestras delicias en habitar en este santo lugar».

Instrucción familiar sobre la confesión, dada en provenzal el 4° domingo de cuaresma de 1813, E.O. XV n. 115

Esta entrada fue publicada en SERMONES y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *