LA JUVENTUD NO ES EXCUSA PARA UN LÍDER RESPONSABLE

Imaginemos a un Oblato de 29 años recibiendo la responsabilidad de comenzar un nuevo ministerio en un santuario y ser designado superior religioso de otros dos Oblatos: uno de 26 años hiperactivo y extremadamente inteligente  (Dassy) y uno recién profeso y altamente talentoso (Vincens), dos años menor que él. Una tarea humanamente abrumadora para el inexperto Guigues. De ahí el apercibimiento de Eugenio de recordar que a pesar de su juventud, es el superior con obligaciones importantes.

… Te enviaré al P. Vincens que va hoy a retiro para hacer oblación el lunes. Enviarlo es un gran sacrificio, pues contaba con él para ayudar el Maestro de Novicios y prepararse para ser Superior en Billens.
Que el P. Guigues comprenda bien las obligaciones de su cargo. 

Carta a los Padres Guigues y Dassy, Agosto 18, 1834, EO VIII núm. 484

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *