HACE 200 AÑOS: EL DÍA DE OBLACIÓN: DEDICACIÓN A HACER VISIBLE EL AMOR DE DIOS

El Día de Todos los Santos ha llegado: desde las tres de la mañana, todos los que conformaron el Capítulo están despiertos; antes de las cuatro están todos en la capilla rezando frente al altar, preparándose para el más hermoso y reconfortante de todos los sacrificios.

Mémoires de Suzanne y Moreau en Rambert, I, 290-291.

Leflon narra:

Debe haber sido sin duda un día de gran satisfacción para el Padre de Mazenod. El 1° de noviembre de 1818, después de recibir la autorización pertinente de Guigou, pronunció sus votos de castidad, obediencia y perseverancia, en la presencia de Fortuné [ed. el voto de pobreza fue incorporado unos años después]; durante la Misa que siguió, aceptó los votos de los Padres Maunier, Mie, Tempier y Moreau, así como de los hermanos escolásticos Dupuy, Courtès y Suzanne.

Leflon 2, pág. 169

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *