LOS MIEMBROS VIVOS DE CRISTO TIENEN PREFERENCIA SOBRE LOS LADRILLOS DE UNA IGLESIA

Siguiendo el ejemplo del rey y su gobierno, la municipalidad de Marsella mostraba también hostilidad hacia la Iglesia. En 1832 cancelaron los estipendios y la propiedad de los Hermanos Cristianos, que dirigían una escuela para los pobres. Como Vicario General de Marsella, Eugenio salió de inmediato en ayuda de los Hermanos.

… Espero que la colecta de nuestra escuela sea suficiente. Tenía diez mil francos, pero hará falta más del doble. Sólo el alquiler de la casa costará más de cuatro mil.

Eugenio había estado recaudando fondos para construir una nueva iglesia en un área donde no había culto. Sin embargo, las necesidades de los alumnos que habían sido desalojados eran más importantes (por muy meritoria que fuera la construcción de una iglesia tan necesaria).

La Providencia vendrá en nuestra ayuda, pero ¡qué golpe para nuestra Iglesia de San Lázaro! Cuando concebimos el proyecto no esperábamos el infortunio de los Hermanos. No importa, no perdemos el ánimo, les hemos dado preferencia, porque los miembros vivos de Jesucristo, como todos esos niños abandonados, debían tener preferencia sobre el templo mismo de Jesucristo. El buen Señor, que nos inspira y juzga nuestras intenciones, no nos abandonará. Estoy comprometido con treinta mil francos. Antes que ser defraudados en nuestra confianza, caerá una lluvia de oro.

A Bruno Guigues, Marzo 23, 1832, EO VIII núm. 419

¿Cuáles son las prioridades con las que nos bombardean a diario en los periódicos y noticias por televisión? Estructura, eficiencia, administración fluida, corrección política – o respuesta a las necesidades humanas y espirituales de la gente en desamparo…?

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *