GRATIS LO HAN RECIBIDO, ENTRÉGUENLO TAMBIÉN GRATIS

Jean Baptiste Mille tenía 22 años de edad al ser nombrado superior de los jóvenes Oblatos en formación en el escolasticado de Billens. Eugenio no tuvo elección al asignarlo, debido a la crisis en Francia, que les había obligado a mudarlos a Suiza. Eugenio mantenía contacto frecuente con él, debido a su juventud e inexperiencia, para guiarle.

Habiendo sido ordenado sacerdote recientemente, ardía en deseos de expresar su celo pastoral en la predicación y celebración de los sacramentos en las parroquias circunvecinas, cuando le era posible. El problema era que también era responsable del cuidado de los estudiantes y necesitaba estar más tiempo en casa.

Veo que lo hizo bastante bien en la villa de Remont. Sin embargo, sepa dosificar, ni mucho ni demasiado poco.

En cuanto a los estipendios recibidos por su predicación:

… Creo que siempre ha rehusado cualquier retribución por los sermones predicados. Así debe ser, cuantas veces tenga la dicha de anunciarles la palabra de Dios.

Carta a Jean Baptiste Mille, Abril 15, 1831, EO VIII núm. 389

“Gratis lo han recibido, entréguenlo también gratis” (Mateo 10:8)

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *