LA NECESIDAD DE IMITAR A LOS APÓSTOLES EN SU ABNEGACIÓN

La lucha inicial en contra de los liberales, fue defender la libertad de educación, en la que  Eugenio declaró:

…me siento como un león que experimenta todo su vigor, su fuerza y su bravura …

Carta a Henri Tempier, Junio 24, 1828, EO VII núm. 304

Eugenio sabía que este era solo el primer paso de los ataques a la Iglesia francesa, por lo que era esencial tener gente bien preparada para sortearlos. En cuanto a los Oblatos, había previsto la necesidad de contar con hombres de formación firme, cuyo compromiso hacia Jesucristo les aportara la visión y fortaleza para ser como leones por los valores de Dios y la Iglesia.  Era esencial una formación Oblata firme:

Tenemos un noviciado muy severo. Si los individuos no son considerados aptos para las virtudes religiosas, se les despide sin más, logrando que el pequeño número de los que perseveran tengan una vocación verdadera.
Si la ira de Dios nos reservara nuevas persecuciones, pienso que quienes se hayan preparado en lo recóndito de la casa de Dios y hayan imitado a los Apóstoles en su abnegación, no serán los menos fieles y nos consolarán de la defección que habrá que esperar de muchos.

Carta al Obispo Miollis de Digne, Marzo 10, 1828, EO XIII núm. 65

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *