LO HICIERON POR MI

La Congregación de Jóvenes se centraba en el bienestar de todos los miembros. Al continuar desarrollando el concepto de la Congregación como una madre amorosa, Eugenio explica qué tiene derecho de esperar el joven, al convertirse en miembro de dicha organización:

Art. 4. Desde el momento en que se es solicitud. recibido congregante, se tiene derecho a todo su interés,
Si el congregante cae enfermo, ella vela por su conservación y por su alivio;
si es pobre, ella se interesa por su suerte y trata de suavizar el rigor de su pobreza.
Si muere, su solicitud se extiende más allá de la corta dirección de esta vida y, aún entonces, ella no olvida nada para aliviar sus penas y acelerar su liberación.
En una palabra, cada congregante es objeto especial de sus pensamientos, en todo tiempo y siempre.

 Statuts, Chapitre XIV – Devoirs de la Congrégation envers les congréganistes

Este texto muestra cómo Eugenio concebía a la Congregación de Jóvenes como parte de la Iglesia y del Cuerpo de Cristo, que cuida a sus miembros, según la enseñanza de Jesucristo:

Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.”

“Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.  Mateo 25

Esta entrada fue publicada en Regla y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *