EN COMUNIÓN CON LOS QUE NOS HAN PRECEDIDO 

Las Constituciones y Reglas de un grupo aprobado por la Iglesia son su forma de expresar el Evangelio según su carisma proveniente de Dios. Es por eso que a menudo son referidas como “Regla de Vida”. Eugenio tenía la convicción de que todos aquellos que vivían fielmente por la Regla, nuestra expresión Oblata del Evangelio, vivían en la plenitud del Reino de Dios después de morir. 

Aniversario de la muerte de nuestro querido P. Suzanne. Ayer dije  la misa de réquiem por él. Era más bien un alivio para mi pena, y por el consuelo de ese acto solemne de comunión con los que nos han precedido, la idea de que el bienaventurado misionero, muerto como estaba predestinado, tuviera necesidad de nuestros sufragios. Otro tanto diría de todos a quienes he visto morir en la congregación. 

Diario de Eugenio de Mazenod, Enero 31, 1837, EO XVIII

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *