NO  EXCEDAN  SU  CAPACIDAD  Y  NO  PIERDAN  LA  TRANQUILIDAD

Otro ejemplo de los problemas de Eugenio en la crisis de personal, es que el Padre Guigues, en Osier, necesitaba desesperadamente más Oblatos. Eugenio le responde:

Tengo muy presente el panorama que me presentas de tu situación, pero  siempre te repetiré que Dios lo conoce mejor y que debemos depender de Su voluntad.
Hagan lo que puedan de acuerdo a sus medios, no excedan su capacidad y no pierdan la tranquilidad: ahí radica la sabiduría.

Carta a Bruno Guigues, Octubre 2, 1836, EO VIII núm. 592

El consejo de Eugenio sigue vigente para la Familia Mazenodiana actual en todo lo que enfrentemos: ahí radica la sabiduría.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *