LA GRACIA FLUÍA DEL PADRE SOBRE SUS HIJOS

En el momento de otorgar la ordenación sacerdotal a Etienne Semeria, Eugenio, como padre de la familia Oblata, se regocija al poder expresar su paternidad. 

La ordenación del P. Semeria fue una verdadera fiesta de familia, con un carácter especial a esta solemnidad, en la que la gracia fluía del Padre sobre sus hijos, testigos de las maravillas realizadas para gloria de uno de sus hermanos, para provecho de todos y de la Iglesia de Dios. Al día siguiente, se celebró la primera misa a las 5 de la mañana en el santuario, conforme a nuestras costumbres

Carta a Henri Tempier, Septiembre 22, 1835, EO VIII núm. 544

Encontramos nuevamente su sentimiento de padre en la respuesta al Hermano Ferrand.

Me gusta ver en su corazón el afecto y apego que tiene para su padre en Jesucristo, y me alegra asegurar que es correspondido.

Carta a Jean Ferrand, Octubre 1”, 1835, EO VIII núm. 545

He aquí dos primicias:  Jean Bernard Ferrand fue el primer Oblato Hermano que realizó su oblación en la Congregación, y el Padre Semeria sería superior del primer grupo de Oblatos en ir a Ceylán.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *