NUESTRAS COMUNIDADES SON PARAÍSOS EN LA TIERRA

Con la idea de un mejor convencimiento del Obispo de Grenoble, Eugenio describe radiantemente los ideales de la Congregación Oblata, según la experiencia del P. Dupuy:

Él tuvo la oportunidad de conocer y apreciar a los sacerdotes de nuestra Congregación; sabía que nuestras comunidades son paraísos en la tierra; que la paz, la unión, la caridad más perfecta reinan en ellas; que hay una sola voluntad, un corazón, la costumbre y el gusto por la obediencia. Por eso quiso asociarse a ellos, solo buscando en este mundo la gloria de Dios y la salvación de las almas, sin oponerse al bien. Puedo asegurarle a usted, que aunque dichos sacerdotes pertenezcan a una Congregación Religiosa, encontrará en ellos respeto, obediencia y abnegación a toda prueba.

Carta al Obispo Philibert de Bruillard de Grenoble, Agosto 18, 1834, EO XIII núm. 82

La intención ideal es un buen recordatorio, al igual que los hechos de los Apóstoles al hablar a las primeras comunidades cristianas.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *