LA MANO DE LA PROVIDENCIA HA DIRIGIDO TODO

Poco después de su llegada a l’Osier en 1834, el Padre Alexandre Dupuy compró el antiguo convento agustino junto al santuario, tomando posesión de él el 14 de marzo, en compañía del Padre Toussaint Dassy… quien había logrado que su dirección fuera otorgada a los Oblatos. Al encomendar los peregrinos a los Oblatos, el Obispo Philibert de Bruillard también les dio la responsabilidad de las misiones parroquiales.

Ntra. Sra. de L’Osier es ya un establecimiento de importancia para nosotros. Hasta ahora, la Providencia ha dirigido todo de modo verdaderamente admirable…

Carta a Hippolyte Courtès, Mayo 1°, 1834, EO VIII núm. 480

Poco después de su llegada al lugar en 1834, el Padre Dupuy compró el antiguo convento  agustino junto al santuario. El Padre Dupuy había empezado ya a restaurar el convento y la iglesia. En 1837 vendió a los Oblatos su propiedad de Notre-Dame de l’Osier.

El P. Guigues continuó las tareas con sus compañeros, desarrollando sobre todo la parroquia, las peregrinaciones, las misiones parroquiales y el noviciado; éstas prosperaron hasta 1903.
A la llegada de los Oblatos los peregrinos que acudían no eran numerosos y habitualmente encontraban la iglesia cerrada. En su primera visita en el verano de 1835, el Fundador queda impresionado por el poco fervor de los feligreses y de los peregrinos.
En 1836 Mons. de Mazenod comprueba con alegría el progreso en la devoción de los peregrinos. Algunas unas cifras reveladoras: 8 de septiembre de 1834: 20 comuniones; en 1838, 600, y en 1845, 1,000. El número de peregrinos llegó hasta 15,000 al año; y 25,000 en 1873.
 https://www.omiworld.org/es/lemma/notre-dame-de-losier-es/

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *