HACE 200 AÑOS:  NOTA BENE – ¡UN MOMENTO “WOW”!

Eugenio es cautivado por la hermosura de nuestra vocación. Esta realizada en el cielo y es una invitación a entrar en el reino de los cielos dándonos el encargo de ser, nada menos, que ¡los cooperadores del Salvador!

¿Qué fin más sublime que el de su Instituto?
Su fundador es Jesucristo, el mismo Hijo de Dios;
sus primeros padres, los Apóstoles.
Son llamados a ser los cooperadores del Salvador, los corredentores del género humano;

Regla de 1818 Capítulo primero, §3. Nota Bene. Missions, 78 (1951) p. 15

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *