LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: TODOS SON HERMANOS, ALGUNOS SON SACERDOTES

Los Oblatos, sacerdotes y Hermanos, tienen responsabilidades complementarias en la obra de la evangelización.

CC&RR, Constitución 7

Como apasionado cooperador de Jesús Salvador, Eugenio reunió a los primeros sacerdotes Oblatos en 1816, para hacer realidad este ideal para ellos y los más abandonados. Casi tres años después el grupo se dio cuenta de que Dios los llamaba a convertirse en religiosos. Esto significaba que nuestra identidad Oblata sería ahora antes que nada, como religiosos consagrados – que hizo posible que los hombres que eligieran no ser sacerdotes fueran misioneros.

Eran muchos los motivos para no desear ser sacerdotes. Uno de ellos era que en esa época en el sur rural de Francia, sólo el 29% de los hombres tenían educación, mientras que en las ciudades la tasa de educación era del 64%. Al convertirse en una sociedad de misioneros religiosos (contrario a sacerdotes misioneros), abría la puerta para muchos hombres que ya contaban con una profesión u oficio pero no se sentían llamados a seguir estudiando para ser sacerdotes. Cada uno aportaría sus habilidades y talento a la misión de forma complementaria. La historia del ministerio de los Hermanos Oblatos en todo el mundo lleva a una lectura inspiradora.

Los tiempos han cambiado en 200 años – hoy en día Dios sigue llamando a todos los Oblatos a ser misioneros religiosos consagrados – y a expresar esta hermandad religiosa como Hermanos o sacerdotes. Tenemos roles y responsabilidades que se complementan en la evangelización. Nuestra Regla de vida lo describe:

Los Hermanos oblatos participan del único sacerdocio de Cristo. Están llamados a colaborar a su manera en la reconciliación de todos los seres en Él (cf. Col 1, 20). Por su consagración religiosa dan testimonio de una vida enteramente inspirada en el Evangelio.
En todas partes, los Hermanos participan en la obra misionera de la construcción de la Iglesia, especialmente en los territorios en que la Palabra se proclama por primera vez. Enviados por la Iglesia, su servicio técnico, profesional y pastoral, así como el testimonio de su vida constituyen su ministerio de evangelización.

CC&RR, Regla 7c

Ver el artículo “Hermanos” en el Diccionario de los Valores Oblatos

SPANISH

“Una comunidad es como un barco; todos deben estar preparados para tomar el timón”.  Henrik Ibsen

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: TODOS SON HERMANOS, ALGUNOS SON SACERDOTES

  1. Pingback: SE PUEDE CAMBIAR AL MUNDO CON ALGUNAS PERSONAS BONDADOSAS | Eugenio de Mazenod nos habla

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *