LA NECESIDAD DE COMPAÑÍA EN EL TRAYECTO CRISTIANO

El que alguien haya tenido una fuerte experiencia religiosa y se encuentre en proceso de discernimiento sobre cómo vivirla, no significa que la vida será más sencilla en forma automática debido a ello. Al igual que necesitamos dirección espiritual, necesitamos compañía de nuestros iguales en el trayecto. En su vida, Eugenio siempre tuvo necesidad de esta profunda compañía. Aquí nos muestra la necesidad de apoyo de su amigo Emmanuel de Claubry:

¿Le hablaré ahora de mí? Sí, pero será para encomendarme a sus oraciones, para solicitar expresamente pida a Dios se cumplan en mí sus designios, que retardo con mis errores; que golpee, que corte, que me lleve a no querer sino lo que Él quiere, que remueva los numerosos obstáculos que me evitan llegar al estado más perfecto al que creo firmemente ser llamado.
Que me dé la gracia de conocer mejor las vanidades de este mundo, para que solo mire los bienes celestiales que la polilla no puede roer. En una palabra, que me haga digno de la Comunión de los Santos y me haga ocupar entre ellos el lugar que parece haberme destinado, pero que estoy lejos de merecer.
 ¡Ojalá estuviera cerca para hablarle con más claridad! Me ayudará no solo con sus oraciones, sino también con su ejemplo, y junto a usted seré más fuerte para combatir y más seguro de la victoria. 

Carta a Emmanuel Gaultier de Claubry, Diciembre 23, 1807, EO XIV núm. 22

DeMazenod_200th_banner Spanish

“Debemos aprender a hablar de acuerdo a nuestra verdad interna, en tanto podamos percibirla.  Debemos aprender a decir lo que realmente queremos expresar desde la profundidad de nuestra alma, no lo que creemos esperan que digamos, no lo que alguien más acaba de decir. Y debemos estar preparados para asumir la responsabilidad de nuestros deseos y aceptar las consecuencias”    Thomas Merton

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *