UN AÑO ABRUMADOR DE LA MÁS TRISTE  MONOTONÍA

El joven Eugenio de 16 años, su padre y tíos llegaron a Nápoles en enero de 1798.

Mi estadía en Nápoles, prosigue la narración, fue un año abrumador de la más triste monotonía. Ya no tenía a mis buenos amigos los Zinelli, no tenía una ocupación fija ni relaciones acordes a mis gustos e inclinaciones. Puedo decir que allí perdí el tiempo…
¡Qué triste existencia para un joven de dieciséis años no tener nada que hacer, no saber en qué ocuparse, no conocer a nadie, ni poder ver nada más que la iglesia donde iba a ayudar a misa a mi tío! Esto se explica por la triste situación en la que tantos años de emigración nos habían colocado. Había que economizar el dinero que los diamantes de mi madre nos había obtenido para vivir. Por tanto, sin maestro, era muy joven para ser dejado solo en una ciudad como Nápoles, y mi padre y tíos tenían tan poca curiosidad que, tras un año de estancia, dejaron Nápoles sin haber visto nada ni visitado los alrededores.

Diario del Exilio en Italia, EO XVI

El comienzo de esta carta del antes Presidente de Mazenod (quien unos años antes había tenido 12 sirvientes en su casa en Aix), muestra el cambio en la situación de Eugenio:

“Su bondad en el pasado me alienta a exponer francamente mi situación ante usted. He renegado de mi país para siempre. No poseo nada… Mi familia se compone de cuatro personas, es decir, mis dos hermanos… mi hijo y yo. Contando todo lo que tenemos y por medio de la frugalidad más estricta y rígida, todo lo que queda es suficiente para una exigua alimentación de aquí a fines de julio. En agosto nos encontraremos sin nada y sin recursos. Nuestra única perspectiva es la miseria y la más vil indigencia.”     (Carta del padre de Eugenio al Conde d’Antraigues, Enero 9, 1798, Biblioteca Méjanes)

Otro elemento en el edificio de la espiritualidad de Eugenio: la experiencia de primera mano que  contribuyó a su cercanía a los pobres y los inmigrantes más adelante en la vida.

¿Está mi espiritualidad fundada en la experiencia de vida, o en las teorías en los libros?

SPANISH

“Las cosas más grandiosas – grandes pensamientos, descubrimientos, inventos – generalmente se han nutrido de la dificultad, a menudo reflexionadas en el sufrimiento y al cabo establecidas con dificultad.”   Samuel Smiles

Esta entrada fue publicada en diario y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *