INSPIRADO POR UN MISIONERO QUE ENCONTRÓ A DIOS EN TODAS LAS COSAS

Tenía solo doce años cuando Dios puso en mi corazón los primeros y muy eficaces deseos de dedicarme a la misión, a trabajar por la salvación de las almas.

Carta a Ambroise Tamburini, EO XI núm. 1292

El Obispo Jeancard escribió: “Estando aún en Venecia, poco después de su Primera Comunión, solía leer ávidamente Les lettres édifiantes sur les missions de la Chine et du Japon [ed Cartas Edificantes sobre las Misiones en China y Japón]. . Tenía un gran deseo de dedicarse algún día a la conversión de los no creyentes.”   (Melanges p.11)

Estas cartas fueron escritas por misioneros Jesuitas, a quienes Bartolo Zinelli soñaba unirse. Los Jesuitas habían sido separados en Europa en ese tiempo, y Bartolo y su hermano esperaban que la Sociedad fuera restablecida para unírseles. Inspirados por Ignacio de Loyola, habían comunicado su espíritu de “encontrar a Dios en todas las cosas” al influenciable joven Eugenio, quien se convirtió en un admirador de por vida de  Ignacio y su estilo. Fue una herencia que dejó a su familia Oblata.

SPANISH

“Dios no se encuentra lejos de nosotros. Dios está en la punta de mi pluma, mi palillo, mi pincel, mi aguja — y en mi corazón y pensamientos”   Teilhard de Chardin S.J.

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *