RECONOCIENDO Y REGISTRANDO LAS BENDICIONES DE DIOS

Eugenio había pedido a todos los Oblatos recordar y escribir sus memorias de la vida de la  Sociedad. El Padre Suzanne había escrito algo sobre la historia de los Oblatos en Marsella. Al leer lo que había escrito,  Eugenio  enfatizó  la importancia de registrar la historia

Recuerda que estuviste en nuestra toma de posesión del Calvario; así que no solo debes referirte a la llegada de Monseñor a Marsella. Para ayudarte en la búsqueda de los hechos que olvidaste o no supiste, pedirás de mi parte a nuestros señores de Laus poner por escrito todo lo que sepan y todo lo que les ha ocurrido en sus misiones. Voy a dejárselos como precepto. Esto estaría terminado si se hubieran transmitido a la Sociedad las normas que envié desde Roma. Cada quien ocupará en esta tarea el equivalente a dos horas por semana. Es en extremo ridículo que no haya todavía Memorias de la Sociedad; eso no se ve en ningún sitio…

No se trataba solamente de recordar eventos, pues tenía el propósito práctico de recordar a los Oblatos acerca de las diferentes decisiones y costumbres que se habían acordado para lograr un ministerio más exitoso

No hay registro de costumbres en ninguna parte; así pues, todo lo que el P. Dupuy y tú habían establecido, se dejó de hacer.

Carta a Marius Suzanne, Septiembre 23, 1827, EO VII núm. 279

Lo repitió además al Padre Courtès, superior de la comunidad de Aix.

Les repito a todos el precepto de emplear al menos una hora por semana en poner por escrito todo lo que han hecho desde que llegaron a la Sociedad y todo lo que recuerden se ha realizado en su época o incluso antes por otros. Los acontecimientos, las peripecias, los consuelos, las persecuciones, los sufrimientos, las apostasías, en una palabra, todo sin excepción, haciendo de paso la descripción de los diversos personajes, amigos o enemigos, que han figurado en nuestros asuntos. Me entregará cada cual su trabajo en hojas separadas y numeradas con medio margen; no hay excusa para no hacerlo..

Carta a Hippolyte Courtès, Noviembre 27, 1827, EO VII núm. 287

 Al recibir lo escrito por el Padre Honorat, Eugenio exclamó:

… Todo lo que añades completa el cuadro de esas hermosas misiones y aumenta mi gratitud..

Carta a Jean Baptiste Honorat, Diciembre 12, 1827, EO VII núm. 288

 

“La gratitud no es solo el recuerdo, sino el homenaje del corazón rendido ante la bondad de Dios.”   Nathaniel Parker Willis

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *