NO CONSISTE TODO EN GUIAR BIEN LA BARCA, ES PRECISO TAMBIÉN QUE MUESTRES TU CARTA DE NAVEGACIÓN

Comentando al Padre Courtès acerca del comportamiento de uno de los miembros de su  comunidad:

Le envío, mi querido P. Courtès, la carta para el P. Sumien, que no tuve tiempo de escribir ayer. Encuentro al re-leerla, que es un poco severa, pero hay que admitir también que nunca se había visto tal comportamiento…

Eugenio aprovecha la oportunidad para reprochar al superior de Aix, Courtès, por no mantenerle informado sobre la comunidad.  El superior de cada comunidad era responsable de guiar su barca, pero Eugenio, como superior general, tenía un mapa completo de toda la Congregación Oblata y necesitaba asegurarse de que todas las comunidades fueran en la misma dirección. Las direcciones del “mapa” universal Oblato se encontraban en la Regla de Vida.

A este propósito, te diré que no está permitido dejarme sin saber, como has hecho hasta ahora, sobre los asuntos de tu casa. Se diría que no tienes que dar cuenta a nadie y que tu casa está totalmente exenta de ello. Tengo ante mis ojos el detalle de lo que sucede en las casas de N.D. de Laus y Nimes, y no sé nada de lo que se hace en Aix. Eso no está bien. No consiste todo en guiar bien la barca, es preciso también que muestres tu carta de navegación.
Te ruego volver a leer la Regla al respecto y hacer lo necesario, para alivio de tu conciencia y de la mía.

Carta a Hippolyte Courtès, Septiembre 26, 1827, EO VII núm. 282

 

“Un líder es alguien que conoce el camino, lo recorre y lo señala.”     John C. Maxwell

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *