LOS SEMINARISTAS DIOCESANOS Y LOS ESCOLÁSTICOS OBLATOS

Concluyendo las presentaciones sobre la importancia de que los Oblatos se encargaran del seminario en Marsella (iniciando el camino en la participación en la educación en los seminarios en todo el mundo), Yvon Beaudoin nos da algunas cifras interesantes.

“La diócesis de Marsella, entonces la más pequeña de las diócesis de Francia por su extensión, pasó de 150.000 a 300.000 habitantes de 1826 a 1861. Esta población, casi por entero católica, era atendida en 1826 por 171 sacerdotes, la mayoría ancianos, y por 378 en 1860. El número de seminaristas, que ascendía a 70 en 1827, bajó a una treintena tras la Revolución de julio en 1830, y fue ascendiendo lentamente a unos 40 entre 1840 y 1854, y luego fue de 60 a 80. Los oblatos vieron pasar por sus manos a cerca de 330 seminaristas y los obispos de Mazenod efectuaron 300 ordenaciones sacerdotales.

               El seminario de Marsella jugó un papel importante en la historia del Instituto, no solo porque se trataba del primer seminario dirigido por los oblatos, sino también porque acogió igualmente como externos a los escolásticos de 1827 a 1830 y de 1833 a 1835, y luego como pensionistas de 1835 a 1854. Poco numerosos al principio, pasan a ser entre 20 y 40 por año, de 1835 a 1854. Alrededor de 225 escolásticos recibieron al menos una parte de su formación en el seminario mayor de Marsella, y 209 fueron ordenados sacerdotes por Fortunato y Eugenio de Mazenod entre 1827 y 1854.”Beaudoin, “Marsella, Seminario Mayor (1827-1862) ” en el Diccionario Histórico Oblato.

El Papa Francisco recuerda el efecto que sus profesores en el seminario tuvieron en él:

“Ingresé al seminario diocesano. Me gustaban los Dominicos, y tenía algunos amigos con ellos. Pero luego elegí a la Sociedad de Jesús, que conocía bien, pues el seminario estaba al cuidado de los Jesuitas. Tres cosas en particular me impactaron de la Sociedad: el espíritu misionero, la comunidad y la disciplina.”   Papa Francisco

Esta entrada fue publicada en escritos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *