SEÑALANDO A JESUCRISTO A TRAVÉS DE SU EXPERIENCIA PERSONAL

Marius Suzanne describe la predicación de Eugenio el Viernes Santo de 1820 durante la misión en Aix. Aquel joven que había sido cautivado por Jesucristo Salvador el Viernes Santo hacía más de veinte años, demostraba ser un verdadero cooperador del mismo Salvador. Había imitado el ejemplo y virtudes de Jesús su Salvador y podía hablar a través de su experiencia personal:

Pero si la impresión que nos causó con este elocuente discurso fue viva y profunda, nos conmovió mucho más sensiblemente todavía, con la instrucción que nos dio el día de Viernes santo. Siguió al Señor en las circunstancias más importantes de su dolorosa pasión. Nos habló con tanta unción, del amor inmenso de Jesucristo a todos los hombres, y a cada uno de nosotros en particular; le atribuía oraciones tan conmovedoras, sentimientos tan vivos y ardientes para nuestra salvación; rezaba él mismo con tanto fervor, que estábamos llenos de admiración y del más vivo agradecimiento; y cuando nos representó a este divino Salvador agobiado bajo el peso humillante de todos los crímenes de los hombres, de estos pensamientos, de estos deseos, de estos actos de los que ustedes, nos decía, levantando la voz, no se han reprochado nunca; cuando sobre todo lo presentó expirando y pidiendo perdón por nosotros, y haciendo votos porque su sangre no nos fuera inútil, entonces creímos descubrir todos los secretos del alma santa del Señor Jesús, y sólo entonces comenzamos a conocerlo y a amarlo..

M. SUZANNE, Algunas cartas sobre la misión en Aix, pág. 11-12.

 

«Un buen testigo no es como un vendedor, que enfatiza el producto más que la persona. Un buen testigo es como un poste. No importa si es viejo, nuevo, bello o feo: debe apuntar hacia la dirección correcta y poder comprenderse. Somos testigos de Cristo, apuntamos hacia Él.»       John White

(Nota: este comentario fue publicado en un contexto diferente al anterior, el 17 de enero del 2011)

Esta entrada fue publicada en escritos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *