CANDIDATOS QUE FUERAN CAPACES DE FORMAR PARTE DE UN CUERPO DE ÉLITE

Se exigían unas condiciones para entrar. Cada candidato era escrutado para asegurar que había nacido “de unos padres honestos en irreprochables”, y que tenía las cualidades necesarias para sacar provecho del ejemplo que recibiría en la Congregación y que él mismo era capaz de dar un buen ejemplo.

Art. 3. Sin embargo, cuando el que sea presentado reuna cualidades bastante honrosas para que se pueda prometer verlo aprovechar y dar buen ejemplo en la Congregación, se podrá en ese caso autorizarlo a postular, aunque no hay hecho la primera comunión, con tal que tenga la edad de hacerla durante el corriente año.

Los candidatos tenían que firmar una carta pidiendo la admisión, prometer la observancia de todas las reglas y, especialmente, pmanecer alejados de todas las influencias peligrosas:

Art. 8. « Señor, conociendo cuán ventajoso sea para mí ser admitido en la Congregación de la juventud cristiana establecida en… bajo la invocación de la Inmaculada Concepción, le ruego me permita seguir los ejercicios en calidad de postulante. Prometo conformarme en todo a las santas reglas que están en vigor en ella, y notablemente : no ir nunca al espectáculo, ni al baile, huir de las compañías peligrosas y no formar parte de ninguna sociedad ilícita, ni de ningún otro grupo, aún religioso ».

Statuts, Chapitre III –Conditions pour être admis à postuler dans la Congrégation.

El joven se comprometía a un estricto estilo de vida, que le definía frente a sus colegas: tenía que ir a misa diariamente, recitar oraciones cada día, esforzarse constantemente por vivir en presencia de Dios, etc…

 

Nadie que acepte la mediocridad -en la escuela, en el trabajo, en la vida-es una persona que se compromete, y cuando el líder se compromete, el grupo entero se compromete. Charles Knight.

This entry was posted in Regla and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *