COMPARTIR LOS RECURSOS PARA MITIGAR LA POBREZA DEL OTRO

Si le sobreviniera una repentina desgracia a un joven miembro, la Congregación de la Juventud respondería inmediatamente con sus fondos. En el caso de que la Congregación no tuviera recursos suficientes en ese momento, se haría un llamamiento a sus miembros en las reuniones para echar una mano.

Art. 10. Si la Congregación no tuviera fondos suficientes para enfrentar ese gasto, recurrirá a la caridad de sus miembros, que se harán el deber de responder a esta llamada ofreciendo generosamente el contingente que será fijado para cada uno con prudencia y moderación. Los congregantes ausentes serán tasados como si estuvieran presentes.

Statuts, Chapitre XIV,§ 1 — Envers les confrères pauvres

 

La más terrible pobreza es la soledad y el sentimiento de no ser amado. Madre Teresa

This entry was posted in Regla and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *