CUANDO GOLPEA LA POBREZA

La preocupación de la Congregación cuando sus miembros caen en la miseria:

Art. 9. Si, a causa de circunstancias desgraciadas, algún congregante cae en la miseria, la Congregación no permitirá que permanezca en estado de desenlace; ella proveerá inmediatamente a sus necesidades más urgentes y advertirá a los medios para ofrecerle la ayuda suficiente mientras dure la miseria. Si las finanzas de la Congregación lo permiten se esforzarán también para poner a ese hermano indigente en una situación de poder salir de la ayuda ajena, ayudado con su propio trabajo.

Statuts, Chapitre XIV – Devoirs de la Congrégation envers les congréganistes§ 1 — Envers les confrères pauvres

 

Hablar no cocina el arroz. ~Proverbio Chino

Esta entrada fue publicada en Regla y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *