UNA HERMANDAD EN EL TRABAJO

Continuamos nuestra exploración de cómo Eugenio quería transformar su Congregación de la Juventud en una familia que expresara con hechos la relación que existía entre ellos. Leemos en la Regla de Vida:

Art. 6. Cuando la Congregación deba hacer alguna reparación o cualquier compra, dará siempre la preferencia a aquellos de sus miembros que tienen la posibilidad, por su profesión, de proveerle esos objetos, de ofrecerle sus servicios. 
Art. 7. Ella recomienda a todos sus miembros de hacer otro tanto para sus asuntos particulares, siendo su mayor deseo verlos a todos prosperar, cada uno en el estado que ha abrazado. 
Art. 8. Ella se hace el deber de ayudar con su crédito a aquellos de los suyos a los que puede ser útil para lograr éxito en sus justas empresas. 

Statuts, Chapitre XIV – Devoirs de la Congrégation envers les congréganistes

This entry was posted in Regla and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *