TIENEN UN GRAN CELO Y UN TALENTO ESPECIAL PARA ATRAER A LOS JÓVENES

Al tiempo en que Eugenio estableció a la congregación de la juventud en Aix, fue muy cauteloso de mantener buenas relaciones con el clero local. El creciente número de jóvenes se reunía todos los jueves y domingos, a partir de marzo de 1813. Los domingos y en las fiestas de guardar, se reunían para escuchar misa y después cada uno participaba en la misa en su parroquia. De esta forma nadie podría acusar a Eugenio de “robarse” a la feligresía. Eugenio insistió además en que los jóvenes participaran en la mayor cantidad posible de actividades en sus parroquias respectivas.

En los primeros años de vida de la Congregación de la Juventud, los sacerdotes locales podían notar el bien que se hacía y apreciaban el talento de Eugenio. La carta escrita por uno de los pastores locales da testimonio de ello:

Tienen un gran celo y un talento especial para atraer a los jóvenes. Si pudieran hacerme el favor de predicar el retiro de Primera Comunión en mi parroquia, realizarían un gran bien y estos jóvenes les retribuirían con el consuelo que tendrían derecho a esperar a cambio.

Carta de M. Honorat, pastor en Aix, Abril 30, 1815,
en Rey, “Histoire…” Volumen 1, pág. 173

This entry was posted in escritos and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *