HABITUÁNDOSE A ESTAR A MENUDO EN LA PRESENCIA DEL SALVADOR

Si equiparamos el vivir conscientes de la presencia de Dios con vivir en la conciencia de la vista del Salvador Crucificado, llegaremos a una piedra angular en la espiritualidad de Eugenio. El primero es un precepto general de la espiritualidad; el segundo es la comprensión particular de Eugenio de la presencia de su Amado.

Sería deseable tener siempre a mi lado un amigo que me recordara del amado cuando las ocupaciones me lo hicieran perder de vista. A falta de ese amigo, me serviré de otros medios, como levantar mi corazón a Dios cada vez que toca el reloj, cada vez que llaman a la puerta o pasa un coche, etc. Como esta costumbre me es ya familiar, solo tengo que continuar.
Otro medio para acostumbrarse a estar a menudo en la presencia del Señor, es el que utilizaba el Sr. Emery; tenía una cajita llena de semillas y cada vez que pensaba en Dios pasaba una a otra caja: cada tarde contaba las veces que se había unido a Dios durante el día,  comparando el número con el del día anterior y de no haber recordado a Dios al menos cada cuarto de hora, se imponía una penitencia. Esto hacía ese venerable anciano en medio de sus incontables ocupaciones.

Regla elaborada en mi retiro en Aix, Diciembre 1812, EO XV núm. 109

Un ejemplo de cosas sencillas que nos ayuden a estar más conscientes de la presencia del Salvador. El Hermano Lorenzo, cuya sabiduría fue compilada en el folleto, “La Práctica de la Presencia de Dios,” llega realmente al fondo del tema:

“La gente inventa medios y métodos para llegar al amor de Dios, aprenden reglas y utilizan artefactos que les recuerden ese amor, y parece un gran problema tomar conciencia de la presencia de Dios. Aun así podría ser tan sencillo. ¿No es más fácil y rápido solo hacer nuestras tareas por entero por amor a él?”   Hermano Lorenzo

DeMazenod_200th_banner Spanish

Esta entrada fue publicada en notas de retiro y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *