LA SOLIDARIDAD Y ESTABILIDAD QUE DA UNA PRESENCIA SOLÍCITA

El Padre Victor-Antoine Arnoux, de 24 años, se encontraba agonizante en Aix a dos años de su ordenación sacerdotal.

Así que ya tenemos la amenaza de otra desgracia; vamos a perder al angelical P. Arnoux. ¿Por qué consintió usted se le enviara a Fuveau? ¿Qué espera de ese cambio? …No me gusta que nuestros enfermos, sobre todo cuando están listos para el cielo, salgan de nuestras casas con riesgo de morir sin verse asistidos por sus hermanos. Si está a tiempo, cambie la decisión; no es de mi gusto, mejor dicho, no es conveniente.

Carta a Henri Tempier, Junio 24, 1828, EO VII núm. 304

El modelo de comunidad de Eugenio era la de Jesús y los apóstoles. El espíritu dentro de la comunidad debía ser como la de una familia, de cuidado mutuo todo el tiempo, en especial en la enfermedad y la muerte. En esas ocasiones deseaba que quien se encontraba sufriendo estuviera rodeado de la solidaridad, cariño y cuidado de sus hermanos, y de su apoyo espiritual.

Que siempre nos demos cuenta de lo importante que es dar apoyo y solidaridad a quienes nos rodean, que necesitan de nuestra presencia.

 

“No hay estabilidad sin solidaridad, ni solidaridad sin estabilidad.”   José Manuel Barroso

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *