EN LAS CIRCUNSTANCIAS CRÍTICAS, SE GANA A LA GENTE A TRAVÉS DE LA CALIDAD DE NUESTRAS VIDAS

Los misioneros se encontraban predicando en Digne, área conocida por su rigidez    Jansenista y por ser crítica de los Oblatos, cuya predicación se enfocaba más en la misericordia de Dios hacia los pecadores, que en el rigorismo y el infierno. Consciente de que su ministerio se realizaba en circunstancias delicadas, Eugenio les anima con consejos.

En el seminario de Digne, sean corteses con el superior…

La teología moral aprendida en el seminario no era la predicada por los Oblatos, así que Eugenio les recuerda ser siempre corteses con el rector, a pesar de sus diferencias. Luego subraya que es a través de su calidad de vida que obtienen buenos resultados. Cuando sus críticos se dieron cuenta de que los Oblatos no eran personas problemáticas buscando desafiarlos, sino hombres que luchaban genuinamente por alcanzar la santidad, se logró mucho a través de su ministerio:

Por encima de todo, sean santos, pues más se gana con las obras que con las palabras.

Finalmente, necesitaban cuidar mutuamente y muy de cerca sus discursos y comportamiento, para evitar cualquier malinterpretación.

No duden en corregirse recíprocamente, con caridad.

Carta a los Padres Mie, Jeancard y Guibert, Noviembre 21, 1826, EO VII núm. 259

 Más adelante veremos cómo esta diferencia fundamental al acercarse a los fieles entre los Oblatos y las autoridades diocesanas del área, se convirtió en un medio de tensión creciente, llevando eventualmente a la expulsión de los Oblatos de Notre Dame du Laus, una década después.

 

“Lo más auténtico acerca de nosotros es nuestra capacidad para crear, para superar, para tolerar y para transformar, para amar y ser más fuertes que nuestro sufrimiento.”   Ben Okri

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *