DOSCIENTOS AÑOS DESPUÉS: LA INVITACION A SER GENEROSOS, COMO DIOS HA SIDO GENEROSO CON NOSOTROS

Al ayudar a los Oblatos a comprender  y vivir la gracia de la gran bendición que Dios dio a la Congregación, Eugenio señala que tenemos la responsabilidad de responder en nuestra tarea con una calidad que se equipare a lo que Dios nos ha dado.

No hay nadie entre nosotros que, al felicitarse de la gracia obtenida, no comprenda a la vez la forma tan rigurosa en la que habremos de corresponder; la Iglesia tiene derecho a exigir un trabajo que no sea inferior al beneficio; ciertamente se trata de un favor que, como a mí, les llena de asombro, ya que sabían bien los obstáculos casi insuperables que se oponían a tan inesperada gracia.

Eugenio recuerda también cómo las puertas del Vaticano estaban firmemente cerradas a la aprobación de nuevas congregaciones religiosas – ¡sin embargo, Dios las abrió para nosotros!

Hacía ya tiempo que la congregación de los Eminentísimos Cardenales encargada de los asuntos y peticiones de los Obispos y Regulares, no concedía a nadie la aprobación previa, base de la decisión pontificia. Durante el año pasado, en conformidad con ese principio, negó el favor a varias Sociedades, cuyos jefes habían acudido personalmente a la ciudad eterna para solicitar la aprobación de la Sede Apostólica, y a pesar de todos los esfuerzos realizados, esos hombres venerables solo obtuvieron cartas de alabanza, en las que el Sumo Pontífice hace brillante elogio de su celo, pero omite hablar del Instituto y de las Reglas.

Carta a todos los Oblatos, Marzo 25, 1826, EO VII núm. 232

 Actualmente somos invitados a re-leer nuestra vasta historia como familia Mazenodiana y a responder a Dios “quien ha obrado maravillas por nosotros”, al renovar nuestro deseo de obrar maravillas para Dios, a través de nuestra dedicación a los más abandonados.

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *