EN ROMA SON ESCLAVOS DE LA BUROCRACIA

Eugenio prosigue la narración acerca de su estancia en Roma para intentar recibir la aprobación papal para los Oblatos

Mis preocupaciones se reanudan, mi querido Tempier, con nuestro asunto, tras un mes de estancamiento. Anteayer hice por centésima vez mis recorridos acostumbrados; esta vez tuvieron algún resultado… Finalmente estamos en camino; se ha convocado para el miércoles la congregación en casa del cardenal prefecto … Así que seguiré preocupado hasta entonces 

Después comparte cómo el nerviosismo y la frustración se están apoderando de él, evocando hacer cualquier otra cosa que estar en esa situación en Roma.

¡Ay querido amigo! vale más predicar misiones, incluso el fastidio como vicario general, que la triste y agobiante labor que tengo aquí. El beato Alfonso lo hizo con más dificultad en varias circunstancias de su vida. Le invoco en este momento para obtener la paciencia y éxito al final, porque todo esto no será nada, de lograr lo que pedimos… En Roma son esclavos de la burocracia. Hay que pasar por ello. Esperemos, pues, el resultado de la reunión del miércoles…

Carta a Henri Tempier, Febrero 11, 1826, EO VII num. 223

 

“Nuestra fatiga es a menudo causada no por el trabajo, sino por la preocupación, la frustración y el resentimiento.”     Dale Carnegie

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *