ME CONCEDIÓ TODO LO QUE LE PEDÍA

El Papa León había indicado a Eugenio cómo habría de proceder con su solicitud de aprobación.

“Temiendo no recordar el nombre del Secretario que me asignaba, fue muy amable al buscar media hoja de papel, acercarme su escritorio y entregarme la pluma, dictándome a continuación; “Vaya a casa del Sr. Arcipreste (secretario) de mi parte, y dígale que me haga un informe el viernes, que es el día de su audiencia”

Carta a Henri Tempier, Diciembre 22, 1825, EO VI núm. 213

¡Era evidente la impresión favorable en el Papa – y su deseo de que el Arcipreste estudiara la solicitud y le entregara su reporte en tres días!

En su diario, Eugenio nos da más detalles. Se refiere a los temas específicos que presentó al Papa, continuando con cómo presentar el material para la aprobación

“Me concedió, en una palabra, todo lo que le pedía. Después de tener la amabilidad de indicarme a quien debía ir, se preocupaba tratando de recordar dónde vivía, y por lo menos me dijo dónde trabajaba y dónde con seguridad le encontraría; pero temiendo que olvidara el nombre, el Santo Padre, fue muy amable al buscar media hoja de papel, acercarme su escritorio y entregarme la pluma. Confieso que estaba confuso hasta el punto de emocionarme. Guardo esa dirección, escrita con la pluma del Papa, con respeto y a la vez como recuerdo de su extraordinaria bondad. Siento que por haber escrito de rodillas y al borde del escritorio del Santo Padre, lleno de papeles, haya salido algo ilegible. “

Diario en Roma, Diciembre 22, 1825, EO XVII

 

“A través del trabajo duro, la perseverancia y la fe en Dios, es que puedes vivir tus sueños.” Benjamin Carson

Esta entrada fue publicada en cartas, diario y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *