FORTUNÉ DE MAZENOD NOMBRADO OBISPO DE MARSELLA

El 13 de enero de 1823, el tío de Eugenio, de 73 años, Fortuné de Mazenod, fue nombrado Obispo de Marsella. Fue algo que cambiaría la vida de Eugenio. Este nombramiento fue causa de alegría para los Misioneros, como comenta el biógrafo Rey:

El buen canónigo, con el atavío ya puesto, se preparaba para oficiar las Vísperas en la Iglesia de la Misión de Aix, cuando le entregaron un sobre mostrando el sello de la Grande Aumonerie. Sin abrirlo, tranquilamente lo guardó en su bolsillo y salió para iniciar el Divino Oficio. “Ya sabíamos del despacho,” recordó el Obispo Jeancard, “y naturalmente, todos teníamos curiosidad de conocer su contenido, pero fue hasta después de las Vísperas, seguido del sermón del Padre Courtes y la Bendición del Santísimo Sacramento, que el prelado abrió el sello y leyó la noticia oficial de su nombramiento, su llamado definitivo al obispado de Marsella. . . . El Obispo electo mostró una ligera emoción y fue directo al pie del altar sin prestar atención a nuestras felicitaciones; se postró ante el Santísimo Sacramento permaneciendo ahí por algún tiempo. Para él y todos los Misioneros de Provenza, este fue el fin de la peor incertidumbre.

Leflon 2, Capítulo 5

Ver las publicaciones anteriores (Agosto 22 a 29, 2011) respecto al nombramiento inicial de Fortuné en 1817.

 

Si miras Su rostro y dices, “Sí, Señor, cueste lo que cueste,” en ese momento llenará tu Vida con Su presencia y poder.”    Alan Redpath

This entry was posted in cartas and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *