EL BUEN DIOS CONOCE NUESTRAS NECESIDADES, ESTO ES LO QUE ME CONSUELA

En Marzo de 1821 encontramos a Eugenio y a los Misioneros implicados en su tercera misión popular consecutiva en cinco meses. Eugenio estaba psíquicamente exhausto e incluso había tenido que echar una mano a uno de sus compañeros que no podía hacer frente al nivel de enseñanza catequética que la gente requería.

He comenzado pues a hacer las instrucciones de la mañana, y las haré por la tarde, mientras las conveniencias me lo permitirán (porque hay que guardar las conveniencias, aún en misión haciendo predicar de vez en cuando a mis compañeros), pero supliré en los avisos que siguen a la oración, las omisiones de mi cofrade..

Los Misioneros tenían la responsabilidad de ofrecer un presentación completa y sólida de los contenidos de la fe a aquella gente, los cuales habían sido abandonados desde la Revolución. Con este deber en su mente, Eugenio se daba totalmente a la misión:

. ¿Y las fuerzas quien me las dará? Dios, lo espero… Estoy bastante cansado, mi voz es ronca y no la levanto sino con esfuerzo, ¿pero cómo hacer? Después de todo hay que seguir..

La fuente de su fortaleza es su relación con Dios – su vivir “todo para Dios” en cercanía con la gente.

Dios conoce nuestras necesidades; es lo que me consuela en nuestra angustia.

Carta a Henri Tempier, el 13 de marzo 1821, EO VI n. 63

 

«Que hoy haya paz dentro de ti,
que puedas confiar en tu poder más alto
pues estás exactamente donde debes estar,
que no olvides las posibilidades infinitas
que nacen de la fe,
que puedas usar esos regalos que has recibido
y transmitir el amor que te ha sido dado,
que puedas sentirte satisfecho
sabiendo que eres un niño de Dios.
Permite que su presencia se establezca en tus huesos
y permite a tu alma la libertad para cantar,
bailar y calentarse en el sol,
que está allí para todos
y cada uno de nosotros.»    Madre Teresa

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *