UNIR TODO Y ASEGURAR UNA EXPERIENCIA IMPACTANTE EN LOS PARTICIPANTES

Al no poder predicar, Eugenio se encargaba de los “avisos”. Para comprender lo que significa, es necesario que pensemos en el papel de un “maestro de ceremonias” o en el caso de la televisión, de un “presentador” – siendo la persona que mantenía unida toda la misión, dándole dirección.

Están satisfechos con lo poco que doy. Me limito a los avisos, que en conciencia sólo pueden ser dados por mí. Se está tan atento, el silencio que se observa es tan grande, que se me oye de todas partes, aunque hable en voz baja.

Carta a Henri Tempier, el 14-15 de noviembre 1818, E.O. VI n.34

Más adelante,

En cuanto a los avisos, son indispensables; producen más efecto que todo lo demás… Espero pues que me dejen libre de darlos, tanto más que, dada la situación, me parece necesario. Ayer tarde me abstuve de darlos y he disgustado. Percibiréis que así arreglo un poco lo demás. Ese modo insinuante ha gustado extraordinariamente. No crea que me envanezco con ello; lo único que siento es verme incapaz de hacer más.

Carta a Henri Tempier, dicembre 1818, E.O. VI n.37

El sufrimiento de Eugenio debido a su mala salud le había colmado de bendiciones y proveído de energía a todo el grupo para el éxito de la misión.

[Referirse a las anotaciones del 26 – 29 de abril 2011, para más detalles de los avisos]

 

“Ser conductor es como una profesión híbrida, pues básicamente se trata de alguien que es entrenador, director, editor.”    Michael Tilson Thomas

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *