17 FEBRERO 1826: LA IGLESIA RECONOCE QUE LA FUNDACIÓN DE EUGENIO ES UN CARISMA DE DIOS

Eugenio escribe desde Roma para compartir la buena nueva a los Oblatos:

Mis queridos hermanos: ayer tarde, 17 de febrero de 1826, el Sumo Pontífice León XII confirmó la decisión de la congregación de cardenales y aprobó específicamente el Instituto, las Reglas y las Constituciones de los Misioneros Oblatos de la Santísima e Inmaculada Virgen María…
La conclusión que tenemos que sacar, mis queridos amigos, mis hermanos buenos, es que debemos trabajar con renovado ardor y con una abnegación más radical todavía, para dar a Dios toda la gloria que esté en nuestras manos, y llevar la salvación a las pobres almas de nuestro prójimo por todos los medios a nuestro alcance; es adherirnos de corazón y de alma a nuestras Reglas y cumplir con la mayor exactitud cuanto nos prescriben…
En el nombre de Dios, seamos santos.

Eugenio de Mazenod, febrero 1826, E.O. VII, n. 226

Hoy:

El 7 de octubre de 2016, en el encuentro de los miembros del Capítulo con el Santo Padre, el mensaje que nos entregó y su presencia con nosotros hicieron del mismo un encuentro santo. Experimentamos la efusión del Espíritu Santo. Todos nos sentimos invadidos por un inmenso amor por la Congregación y por gran alegría y esperanza por nuestro futuro. Esa visita con el Papa Francisco me hizo revivir las palabras de nuestro Fundador componía el 15 de agosto de 1822 refiriéndose a “…nuestra querida Sociedad. Me parecía estar viendo palpablemente que llevaba el germen de muy grandes virtudes, que podría realizar un bien infinito; la encontraba buena; todo me gustaba en ella, amaba sus Reglas, sus estatutos; me parecía sublime su ministerio, como lo es, en efecto. Veía en su seno unos medios de salvación seguros, incluso infalibles, tal como aparecían ante mí” (Selección de Textos Oblatos nº 98). Estas palabras de San Eugenio nos bendicen hoy.”

Louis Lougen OMI. Superior general

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to 17 FEBRERO 1826: LA IGLESIA RECONOCE QUE LA FUNDACIÓN DE EUGENIO ES UN CARISMA DE DIOS

  1. Juana soto says:

    Soy ablata, feligreses y ministra he estado, participado en el servicio parroquial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *