LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN: ¿CUÁL ES EL BENEFICIO PARA LOS MISIONEROS?

Habiendo esbozado los principales puntos de su declaración de objetivos, continúan:

Los sacerdotes suscritos,
Deseando, al mismo tiempo, responder a la vocación que los llama a consagrarse a ese penoso ministerio;

Petición de Autorización Dirigida a los Señores Vicarios Generales de Aix, el 25 de enero 1816, E.O. XIII n.2

¿Por qué se unieron estos hombres para servir a los demás? ¿Era sólo por altruismo o filantropía? Creo que todo gira en torno a la palabra “salvación”. Desde el comienzo, definiría su ministerio como el ser “co-operadores del Salvador”. El objetivo principal de su ministerio y de sus vidas era su propia salvación y la de aquellos a los que eran enviados. Se trataba de dar vida a la respuesta a la pregunta del Catecismo: “¿Por qué nos ha creado Dios?” La respuesta era: “para amarle y servirle en este mundo, de tal modo que podamos ser felices con Él en el siguiente”.

Eugenio estaba convencido de que cualquiera de su grupo que viviera bien las exigencias de su vocación (en otras palabras, que siguiera fielmente la Regla), iría directo al cielo después de su muerte.

De este modo, los misioneros tenían un claro propósito: la salvación eterna para ellos mismos y para la gente a su cuidado.

 “Vela por ti mismo y por la enseñanza”, era el encargo de Pablo a Timoteo, “persevera en estas disposiciones, pues obrando así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen” (1 Tim 4, 16)

Para entrar al Reino de Dios, hoy en día sigue vigente el vocabulario utilizado por Jesús mismo, al hablar de salvación.

Como misioneros, alabamos al Señor según las variadas inspiraciones del Espíritu: llevamos ante Él la carga cotidiana de nuestra preocupación por aquellos a quienes somos enviados (cf. 2 Cor 11, 28). Nuestra vida entera es oración para que el Reino venga a nosotros y por nosotros. CC&RR, Constitución 32

SPANISH

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *