AQUÉLLOS QUE EXTIENDEN UNA MANO CÁLIDA Y TIERNA

Damos una rápida mirada al afecto de Eugenio en medio de sus muchas preocupaciones: la necesidad de expresar su apego y alegría al poder compartir en forma más profunda con algunos de sus hijos Oblatos. Este aspecto del carácter de Eugenio a lo largo de su vida, se refleja en su devoción por Lázaro, el amigo de Jesús, con quien según el Evangelio, Jesús pasaba tiempo.

Me explicaré de viva voz, cuando tenga el gusto de verte en Aix. Sabes con qué calma me gusta conversar con mis hijos que, como tú, merecen toda mi confianza y viven unidos tanto a mí como a la Sociedad, por un afecto que me es familiar…
Te abrazo de todo corazón y espero te recuperes pronto. Adiós.

Carta a Marius Suzanne, Mayo 9, 1827. EO VII núm. 270

 

“Cuando nos preguntamos en forma honesta quién tiene la mayor importancia en nuestra vida, a menudo encontramos que son aquéllos quienes en vez de dar consejo, soluciones o curas, eligieron compartir nuestro sufrimiento y tocar nuestras heridas con una mano cálida y tierna.”    Henri Nouwen

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *