INSPIRAR A TRAVÉS DEL EJEMPLO

Eugenio se deleita con las cartas recibidas de los Oblatos en Roquevaire, que comparten sus alegrías misioneras con él.

No necesito decir cuánto bendigo al Señor por todo lo que hace mediante su ministerio; estamos por completo llenos de alegría, como si fuera algo nuevo para nosotros. Leí la carta de nuestros Padres a la comunidad después de la explicación de la Regla; es propicia para animar a nuestros buenos novicios a trabajar en  adquirir las virtudes que deben ser la base de la vida de los Oblatos; me parece que se les hacía la boca agua. La misión continúa también en nuestra iglesia; harían falta diez confesores permanentes y solo somos tres mitades..

Carta a Hippolyte Guibert, Marzo 20, 1827, EO VII núm. 267

 Eugenio siempre compartía las cartas de los misioneros con la comunidad, especialmente con los jóvenes en formación. Escuchar las aventuras misioneras de sus hermanos Oblatos mayores, hacía que los jóvenes se impacientaran por salir y ser misioneros también. Encontramos aquí algo de la emoción de los Hechos de los Apóstoles y los primeros años de apostolado. En el futuro, cuando los misioneros Oblatos irían a Norteamérica, África y Asia, sus cartas serían un recurso constante de incentivo para que los nuevos miembros de la congregación Oblata quisieran hacerlo por igual. Actualmente, al reflexionar  en 200 años de vida misionera de los Oblatos, las vidas, generosidad y logros de miles de miembros de la familia Mazenodiana nos invitan a una respuesta entusiasta.

 

“No digas solo a tus hijos que estén activos, que salgan y jueguen. Se líder a través del ejemplo.” Summer Sanders

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *