APROBACIÓN PAPAL: RECONOCIMIENTO DE NUESTRO SUPERIOR GENERAL COMO NUESTRA FUERZA Y APOYO ESPECIAL

PAPA LEÓN XII
PARA EL RECUERDO FUTURO DEL SUCESO
Por último, puesto que el ejercicio de la autoridad suprema en esta Congregación funge como su fuerza y apoyo especial, y dado que también desde su inicio, y en conformidad con sus Reglas, al mismo Carlos José Eugenio de Mazenod le ha sido encomendada, Nosotros, en vista de sus méritos personales, por el otorgamiento de Nuestra aprobación, le confirmamos como su Superior General.
Esto decretamos y autorizamos, y es Nuestra voluntad que esta Carta sea ahora y en el futuro firme, válida y eficaz, y que posea y obtenga sus efectos plenarios y completos, y sea del mayor beneficio en todo y en cada lugar, tanto ahora como en el futuro, para todos aquellos a quien se dirige.
…Otorgado en Roma, en San Pedro, bajo el Anillo del Pescador, el vigésimo primer día de marzo, 1826, en el tercer año de Nuestro Pontificado.
Papa León XII

Carta Apostólica de Aprobación, Marzo 21, 1826, Missions O.M.I., n° 280 (1952), págs. 118, 138.

 Hoy en día, el sucesor de San Eugenio continúa este ministerio:

El Superior general es el vínculo viviente de unidad en la Congregación. Con el ejemplo de su vida, con su celo apostólico y su afecto a todos, estimulará la vida de fe y de caridad de las comunidades para que respondan más generosamente a las necesidades de la Iglesia.

Como sucesor de San Eugenio de Mazenod, el Superior general procurará mantener siempre vivo el celo misionero en el corazón de nuestro carisma, impulsando la apertura de nuevos campos de misión al servicio de la evangelización.

CC&RR, Constitución 133

 

“Si nuestras acciones inspiran a los demás a soñar más, hacer más y ser más, eres un líder.”   John Quincy Adams

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *