UN ESTILO DE VIDA SENCILLO

Al escribir desde París, habla de haber tenido que comprar algunas sotanas, la indumentaria usada por los sacerdotes y los religiosos. Cito la carta, pues hace mención de algunos puntos interesantes.

A propósito de gastos, creo que mi tío tendrá la bondad de pagar la sotana de hilo que he sido obligado mandarme hacer. No tengo una necesidad tan apremiante de una sotana de paño, ya que tengo una. No podré sin embargo tardar en hacerme otra para no malgastar esta.
Tal vez fuera bueno aprovechar mi estancia aquí, pero creo deber pedir vuestro consentimiento para no apartarme de la pobreza. El Ministro debería aprobar todo eso. Me desagrada estar obligado a decidir yo mismo cuando se trata de comprar algo para mi humilde persona

Carta a Henri Tempier, Julio 1°, 1825, EO VI núm. 190

Se refiere al valor comunitario de tener todo en común y la necesidad de pedir permiso antes de hacer cualquier gasto personal. Eugenio era el superior, pero aún sentía la necesidad de checar con alguien antes de utilizar dinero en él.

En segundo lugar, vemos su principio de no gastar más que lo necesario en él. Quince años antes, como seminarista, había entregado este principio a su madre, y permaneció fiel a él hasta el fin:

Le ruego no olvide mandarme los libros hebreos que le había pedido en una de mis cartas; los necesito más que las camisas. Mi ropa está en bastante buen estado. Eso me sorprende menos que mis sotanas, porque teniendo solo dos, una de invierno y otra de verano, no están todavía agujereadas aunque un poco raídas, Cierto es que había elegido una buena tela bastante basta. Gracias a Dios, no creo que se me pueda acusar de lujo ni de refinamiento en mi persona, y espero que no se dé nunca ese caso ya que estoy decidido a no cambiar nada en ese punto. Sotana común, ceñidor de lana, cabellos lisos, eso es y será siempre el hábito del abate de Mazenod. No sé, a decir verdad, en qué piensan los hombres al querer adornar y mimar esta miserable carroña que debe ser pasto de los gusanos y que nunca está menos sometida que cuando se la cuida.

Carta a su madre, Enero 6, 1810, EO XIV núm. 66

En tercer lugar, hay algo de humor, como apunta Yvon Beaudoin: ”Podría parecer un toque de humor. Enfrentando el gasto que parece exorbitante, el Fundador desea bromear: ‘¡Esto es algo de lo que debería encargarse el Ministro de Culto!’ En su carta del 28 de junio, ya se había quejado y bromeado respecto a los Ministros que centralizaban hasta el mínimo asunto en París!” (Nota al calce a EO VI n 190)

“Animados por el Espíritu que impulsaba a los primeros cristianos a compartirlo todo, los Oblatos lo ponen todo en común. Adoptan un estilo de vida sencillo, y consideran esencial, para su Instituto, el dar testimonio colectivo de desprendimiento evangélico.

Evitan, por tanto, todo lujo y toda apariencia de lujo, toda ganancia inmoderada y toda acumulación de bienes..” CC&RR, Constitución 21

 

“Manifiesta y adopta la sencillez, reduce el egoísmo, ten pocos deseos.” Lao Tzu

Esta entrada fue publicada en cartas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *