NUESTRA CASA ES UN VERDADERO PARAÍSO TERRENAL

Eugenio recomienda a los escolásticos vivir siempre en comunión mutua y podemos reconocer los ecos de Juan 17,21: “Que todos sean uno, como tú Padre en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado”.

… vivid siempre en esa íntima unión que hace de nuestra casa un verdadero paraíso terrenal

La comunidad para Eugenio era una familia, viviendo lo más unida posible, de la cual él era el padre. Varado en París con las formalidades alrededor del nombramiento episcopal de Fortuné, añoraba estar de vuelta con su comunidad, donde se encontraba su corazón.

y cuando estéis en familia y habléis de vuestra dicha, la mayor que se puede gustar aquí abajo, pensad en vuestro padre que languidece lejos de vosotros en una tierra que podría casi llamar extranjera, pero que será siempre para él un verdadero exilio, mientras esté lejos de vosotros y de todos sus demás hermanos.

Carta a André Sumien y los Escolásticos en Aix, Marzo 18, 1823, EO VI núm. 96

 

El paraíso terrenal es una elección que debes hacer, no un lugar que encontrar.” Wayne W. Dyer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *