VOTOS: PROCLAMAR LA LLEGADA DE UN MUNDO NUEVO LIBRE DE EGOÍSMO

Notad también que, siendo la codicia uno de los vicios que más estragos hacen en la Iglesia, el espíritu de nuestro Instituto, que es espíritu de reparación, nos impulsa a ofrecer a Dios de algún modo la compensación de ese vicio, adoptando la pobreza voluntaria como la practicaron los santos antes que nosotros.

Règle de 1818, Deuxième partie, Chapitre premier, § 1. De l’esprit de pauvreté.

Eugenio hace una llamada a la oblación, a dar el ser, a mostrar que sólo una cosa es necesaria:

“Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo.” (Filipenses 3:8)

Dicho hoy con otras palabras:

Esta opción nos induce a vivir en más íntima comunión con Cristo y con los pobres, impugnando así los abusos del poder y de la riqueza y proclamando la llegada de un mundo nuevo liberado del egoísmo y dispuesto a compartir.

CC&RR, Constitución 20

 

La cruz es la manifestación permanente de lo que nos hacemos los unos a los otros y a nosotros mismos. La resurrección es la manifestación permanente de lo que Dios nos da a cambio.”       Richard Rohr, Semana Santa 2012

Esta entrada fue publicada en Regla y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *